L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church
Forum RP de l'Eglise Aristotelicienne du jeu en ligne RR
Forum RP for the Aristotelic Church of the RK online game
 
Lien fonctionnel : Le DogmeLien fonctionnel : Le Droit Canon
 FAQFAQ   RechercherRechercher   Liste des MembresListe des Membres   Groupes d'utilisateursGroupes d'utilisateurs   S'enregistrerS'enregistrer 
 ProfilProfil   Se connecter pour vérifier ses messages privésSe connecter pour vérifier ses messages privés   ConnexionConnexion 

[Hagiografia] San Abysmo

 
Poster un nouveau sujet   Répondre au sujet    L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum -> La Iglesia Hispanica - L'Église des Royaumes Hispaniques - Church of the Hispanic Kingdoms -> Biblioteca Hispánica
Voir le sujet précédent :: Voir le sujet suivant  
Auteur Message
Ignius



Inscrit le: 17 Nov 2010
Messages: 3431
Localisation: Catalunya

MessagePosté le: Ven Nov 23, 2012 8:13 pm    Sujet du message: [Hagiografia] San Abysmo Répondre en citant

Citation:


SAN ABYSMO, PATRÓN DE LUXEUIL Y DE LA GUARDIA PAPAL

Nada es imposible para los siervos de Dios.



Abysmo, cardenal aristotélico, se presenta como uno de los constructores de la Iglesia. Este visionario no hizo una simple contribución a la edificación de nuestra Iglesia, sino que puede considerarse como un maestro compañero cuyas acciones y proyectos se refieren a una visión fundadora de nuestra iglesia.

UN CAMINO RELIGIOSO EJEMPLAR:

Su origen se sitúa en un Condado Francés donde Abysmo vivió y rezó, en Luxeuil. Su párroco era entonces el Padre Tyr que fue nombrado Obispo del Condado Francés. Abysmo, aristotélico muy devoto, ya había hecho participe a este prelado de su deseo de seguir la Vía de la Iglesia y Monseñor Tyr que veía las cualidades de este joven templario le propuso sin vacilar su nombramiento como párroco de Luxeuil.

Se implicó enormemente en la vida de la parroquia. Además fue alcalde del pueblo e inauguró un comedor de beneficencia destinado a los más pobres. Esta acción tuvo un gran eco en la gente que pudo ver la enorme generosidad y el gran dispendio de la Iglesia. El fervor religioso popular había sido reforzado.


Tender la mano al más débil no sólo lo enriquece a él sino también a nosotros. Porque la caridad no se sitúa únicamente en el nivel material sino también allí dónde comienza la percepción del otro.

También representó a Monseñorr Tyr en los asuntos públicos de la diócesis, así que este animó a Abysmo sobre su último manto a sucederle en el camino que él mismo había recorrido. El párroco se convirtió en obispo de Luxeuil del Condado Francés. Se involucró vigorosamente en la vida de su provincia y no vaciló en aconsejar a los ediles del Condado Francés sobre la importancia de la vida espiritual y también ocupó el puesto de rector de la universidad del Condado Francés.

Con la llegada de Eugène V a la Santa Sede llegó el momento de la Reforma. Si Abysmo casi no era partidario de la reforma dogmática, evitó sin embargo arrojar sombras a la reforma relacionada con el estado de los clérigos. Fue reemplazado en el puesto de Obispo del Condado Francés y se ocupó entonces de la parroquia de Luxeuil, hasta que otro cura fuese asignado de nuevo. Porque deseaba sólo una cosa: que los fieles pudieran siempre oír la palabra de Dios.

Participó entonces durante un tiempo en el consejo diocesano de Besançon, al lado de su eminencia Césars, antes de convertirse en Cardenal. Estuvo presente en la Curia hasta su muerte y trabajó, como lo había hecho siempre, por la grandeza de la Iglesia.




Numerosos fueron los valores que Abysmo predicó. Sin embargo, era muy diferente de aquellos hombres que muestran abiertamente sus principios sin ponerlos en práctica.

Los valores no son reliquias y se gastan si no se les hace vivir. Predicar la ejemplaridad es cosa fácil, mostrarse verdaderamente ejemplar es mucho más difícil.


DE LA UNIDAD DENTRO DE LA DIVERSIDAD:

Cuando Su Santidad Eugène V subió al trono pontifical llevó a cabo una reforma considerable del dogma. Abysmo fue uno de los sacerdotes que defendieron los esfuerzos desplegados hasta allí y naturalmente formó parte del movimiento conservador aristotélico al lado del santo Karel e Himérius y Su eminencia Lorgol y Trufaldini.

Abysmo se negaba a ver a los aristotélicos fervientes correr el riesgo de lastimarse y no dejó de acercar a los hermanos y hermanas que discutían. Esta voluntad de unidad revelaba en Abysmo un verdadero deseo de ver a la Iglesia enriquecerse con sus diferencias.


Todos aquellos que consagran su vida a la Iglesia deben poder hacer resonar sus voces bajo las bóvedas de Roma. ¿Pero no se trata allí la búsqueda de una sola voz para que nuestros cantos resulten más bellos con una gran variedad de tonos que tiendan hacia la misma obra?


La Congregación de Santo Tomás fue fundada por Abysmo y se convirtió en la encarnación de esta unidad dentro de la diversidad, que se ha convertido en el lema Tomista.

Porque además de ser uno de los principales responsables tomistas, fue también Capellán del Templo y trató de guiar a sus hermanos por la senda trazada por el Señor. También siguió los debates teológicos en la abadía de Noirlac y nunca fue partidario de la unanimidad rígida en la vida de la Iglesia, trabajando sin descanso para que las diferentes sensibilidades que existían pudiesen ser expresadas.


Estoy fundamentalmente en contra de la imposición de cualquier cosa.
¡Las Órdenes deben mantener sus particularidades!
¡Todos reunidos bajo el Dogma es lo que hace nuestra unidad!
Sin embargo la Iglesia se alimenta sólo de las distintas visiones que tenemos para ella y esta diversidad debe mantenerse, ya que crea la verdadera riqueza de nuestros intercambios.


UN LUCHADOR AL SERVICIO DEL ARISTOTELISMO:

Abysmo fue un templario ejemplar y también encarnó la voluntad de defender siempre a la gran familia aristotélica. Durante su vida vivió numerosos ataques contra la Iglesia y siempre fue uno de los primeros en tomar su defensa, fuese por medio de las palabras o por las armas.

Nuestras hachas y espadas están lo suficientemente afiladas como para cortar el paso a través de una pared tan grande como la luna.

Acerca de imposturas religiosas en la Isla Bretona y la luna el infierno estaba prometido a los heterodoxos.
Jamás aceptó que se opusieran al compromiso de los Templarios de poner sus armas al servicio de Su Santidad el Papa. A pesar de los rumores malintencionados que pudieron hacer correr los enemigos de la Iglesia, Abysmo acometió siempre de frente las tempestades, procurando deshacer una tras otra las infamias.


¿Alguna vez has escuchado hablar de un templario que se haya sublevado contra un hombre de Iglesia?

Pero Abysmo sabía y apreciaba estar en contacto con la tierra y era más que el guía espiritual de sus hermanos, lo veían como a un consejero benévolo, siempre dispuesto a compartir de su experiencia...
Mira a tu alrededor, los soldados no siempre tienen la mente abierta ... No saben necesariamente diferenciar entre sus enemigos y los demás...

UNA VISIÓN DE LA IGLESIA:


Fue un hombre de campo, sin embargo Abysmo tenía una visión aristocrática de su familia, consciente de la riqueza que la Iglesia tenia en sus filas y la fuerza que podía aprovechar.

¡La Iglesia agrupa a los eruditos más importantes del Reino, mostrémonos orgullosos de pertenecer a una familia como esta!

Su cabeza estaba repleta de ideas, así que planteó muchos proyectos y, aunque no todos tuvieron éxito, hay quien cree que algunos dan forma a la Iglesia en la actualidad. Por lo tanto, después de haber defendido su fe con dientes y uñas en sus tierras sintió un fuerte deseo de hacer lo mismo con los fieles en todos los ámbitos, contribuyendo así a la apertura de la Iglesia a los fieles de todos los reinos.

Ya es hora de que la Iglesia también se ocupe de fieles germanos, ingleses y españoles...

Este espíritu misionero también lo demuestra a través de su intención de implantar en todos los reinos las encomiendas templarias. El fin de esta protección era permitir a los sacerdotes ambulantes caminar seguros, permitiéndoles de ese modo dedicarse por completo a sus misiones de evangelización. Sin embargo, algunos poderosos no aceptaron de buen grado la presencia de hombres armador en sus tierras, incluso algunos religiosos se opusieron con firmeza. Abysmo dio muestra, una vez más, de la sabiduría que todos conocían. No deseaba ver a una comarca aplacible con revueltas, así que dejó su proyecto silente esperando que pudiese resurgir en otros tiempos más propicios.

Su voluntad de proteger a los siervos de Dios de los riesgos de los desplazamientos por tierras a menudo poco seguras tomó otras formas, sobre todo cuando Abysmo dotó a los hombres de la Iglesia y a los peregrinos de escoltas templarios . Estos viajes espirituales fueron publicitados por el cardenal tomista como uno de los mejores actos para difundir la Fe.

Quien conoció a Abysmo oyó hablar del proyecto que tenía para fundar un monasterio en su querido Condado Francés. Siguiendo el ejemplo de la abadía de Tastevin, que todos conocen, Abysmo deseaba reunir a diferentes órdenes en una abadía para que estas pudiesen rezar y trabajar sólo para la gloria de Dios. No hay duda de que deseaba crear un lugar piadoso y apacible donde pudiesen retirarse al final de sus días y producir el hipocrás, caldo exquisito para él. La abnegación de Abysmo no le impedía demostrar un pragmatismo siempre oportuno, tal y como quedó probado con su defensa de la Santa Inquisición.


Que por cada hoguera plantemos tres sauces llorones, aunque no debería hacer falta decirlo.
Con el paso del tiempo la Inquisición será considerada una bendición y lucharemos por ir y plantar bosques en todas partes.




Abysmo se trasladó del Condado francés a Languedoc para hacer campaña allí y cumplir con su tarea de misionero con el fin de luchar contra la apostasía y restaurar la santa, justa y buena palabra de Aristóteles.
Su Eminencia Abysmo construyó un hospital para cuidar a los leprosos y a las miserables víctimas de los ataques moriscos en Castilla, antes de desaparecer, en respuesta a un ataque de bárbaros infieles.

Un Caballero de Castilla, Don Carlos de Haraya del Santo, así como los Sargentos de su Lanza, afirmaron haber visto:
"el cielo oscurecerse como la cólera de Dios con el fin de mostrar su descontento ante los padecimientos sufridos por sus Fieles. Y el Rayo de la Cólera Divina cayó en numerosas ocasiones sobre los Paganos antes de fulminar a Abysmo con un Relámpago de blancura inmaculada y una potencia de cien mil antorchas..."


HOMENAJES:

Duncan Idaho:

- Siento mucho lo del Hermano Abysmo por quien sentía gran afecto.
Me acordaré siempre de él y de su devoción por el Condado francés. Siempre dispuesto a ayudar, siempre servicial.
Con tristeza me enteré de su muerte mientras que su deber para con aristóteles y Christos le exigió abandonar su amado Condado Francés.


KorHaven:

- Me acordaré siempre de ti Abysmo. Me guiaste a la vez que fuimos oponentes en las elecciones. Fui derrotado, pero me animaste a pesar de todo y me ayudaste a perseverar.
Además de los consejos políticos que me prodigaste, me gustaba ir a tu taberna donde estabas a menudo. Nadie puede ser tan gentil como lo eras tú.
Espero que seas feliz allá donde te encuentres y que mires hacia Luxeuil, este pueblo al que colmaste de felicidad.


Pennlossion:

- ¡Era un hombre santo!

Darkam:

- Abysmo, un ejemplo para cada uno de nosotros.

MÁXIMAS:

- Somos la única religión verdadera.

- Es deber de los fuertes cargar con las debilidades de quienes no poseen esa fuerza.

- Es necesario reconocer que todos estamos afectados de forma diferente por la gracia divina...
Es precisamente por eso que el Paraíso no está sobre la tierra.


RELIQUIA:

Su casulla coronada por la cruz templaria, símbolo de su voluntad siempre empeñada en defender a la Iglesia. Esta reliquia se conserva en la Iglesia de Luxeuil en el Condado francés.

ELEMENTOS ASOCIADOS:

La ejemplaridad y la abnegación. Abysmo es el Santo Patrón de Luxueil y de la Guardia Papal.









Traducido por Caris Altarriba i Castan.
Revisado por el Padre Prior Jesús Alfonso Froissart del Camp.
Segunda revisión y corrección por Casiopea Alonso Beltrán.

_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé Envoyer un e-mail
Montrer les messages depuis:   
Poster un nouveau sujet   Répondre au sujet    L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum -> La Iglesia Hispanica - L'Église des Royaumes Hispaniques - Church of the Hispanic Kingdoms -> Biblioteca Hispánica Toutes les heures sont au format GMT + 2 Heures
Page 1 sur 1

 
Sauter vers:  
Vous ne pouvez pas poster de nouveaux sujets dans ce forum
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Vous ne pouvez pas éditer vos messages dans ce forum
Vous ne pouvez pas supprimer vos messages dans ce forum
Vous ne pouvez pas voter dans les sondages de ce forum


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Traduction par : phpBB-fr.com