L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church
Forum RP de l'Eglise Aristotelicienne du jeu en ligne RR
Forum RP for the Aristotelic Church of the RK online game
 
Lien fonctionnel : Le DogmeLien fonctionnel : Le Droit Canon
 FAQFAQ   RechercherRechercher   Liste des MembresListe des Membres   Groupes d'utilisateursGroupes d'utilisateurs   S'enregistrerS'enregistrer 
 ProfilProfil   Se connecter pour vérifier ses messages privésSe connecter pour vérifier ses messages privés   ConnexionConnexion 

Estatutos de la Asamblea Episcopal Hispánica

 
Poster un nouveau sujet   Répondre au sujet    L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum -> La Iglesia Hispanica - L'Église des Royaumes Hispaniques - Church of the Hispanic Kingdoms
Voir le sujet précédent :: Voir le sujet suivant  
Auteur Message
Tanys
Cardinal
Cardinal


Inscrit le: 11 Déc 2007
Messages: 637

MessagePosté le: Ven Nov 07, 2008 6:52 pm    Sujet du message: Estatutos de la Asamblea Episcopal Hispánica Répondre en citant

NO ES VIGENTE.
Citation:

Aprobación de los estatutos de la AEH


Yo, Don Tanys Stewart, Primado de la Asamblea Episcopal Hispánica de la Santa Iglesia Aristotélica y Romana, por la Gracia del Dios y de Su Santidad el Papa Eugene V.


Apruebo los nuevos estatutos de la Asamblea Episcopal Hispánica, que cito a continuación:


Citation:
ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Preámbulo

Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conformemente a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia romana, la Provincia religiosa de la Corona de Aragón.

La asamblea episcopal de Aragón se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa Eugène V sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la asamblea episcopal reconoce la justa y sancta autoridad dogmática del sagrado colegio.

La asamblea episcopal queda una institución guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio de la Corona.

I. Papel general

Artículo 1.1 La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos temporales del Territorio Hispano, en concertación con las otras autoridades eclesiásticas competentes, en particular la Nomenclatura Apostólica.

Artículo 1.2. La AEH elige las grandes orientaciones de la Iglesia en Hispania de acuerdo con el Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por el Curia.

II. Composición

Artículo 2.1 La AEH está formada por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 2.2 Los miembros de derecho son:
I. Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en los territorios Hispánicos.
II. Los Rectores de Órdenes Religiosas Romanas
III. Los Grandes Maestres de Órdenes Militares Religiosas
IV. Los abades de los monasterios que se encuentren en los territorios Hispánicos.
V. Los Cardenales
VI. Los Obispos In Partibus y eméritos que residan en la zona bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

Artículo 2.3 Los Obispos y los Arzobispos que garantizan sus funciones de manera correcta y regulan más de 3 meses siguen siendo miembros eméritos durante dos meses después de su dimisión. Una revocación no es una dimisión y no da derecho a la emérita.

Artículo 2.4 En caso de muerte de un Obispo o de un Arzobispo, la sede que era ocupada se declara vacante tan pronto como la inhumación ordenada por el Primado, o por la Curia si el difunto es también Cardenal.

Artículo 2.5 Los miembros cooptados son elegidos por la AEH sobre la base de sus calidades morales, intelectuales y religiosas.

III. Funcionamiento

Artículo 3.1 las decisiones se toman en consulta entre los miembros de la AEH.

Artículo 3.2 Todos los miembros de la AEH pueden participar en los debates, pero solamente los cardenales, arzobispos y obispos pueden llevar a cabo una consulta y votar.

Artículo 3.3 El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días. Debe de abrirse además, el voto, durante un período de otros tres días.

Artículo 3.4 El voto puede abrirse inmediatamente y el plazo de voto acortado a dos días de acuerdo con el Primado, por su decisión o en los casos previstos en los procedimientos de urgencia.

Artículo 3.5 el voto deberá siempre implicar una posibilidad de votar en blanco así como una posibilidad de votar en contra.

Artículo 3.6 la decisión se toma por mayoría simple con las voces expresadas. Los votos blancos no cuentan.

Artículo 3.7 los casos siguientes autorizan el procedimiento de urgencia:
o Ausencia* no declarada del Primado y sus Vice-Primados durante dos semanas
o Conflicto armado que implica parroquias hispánicas
o Revocación de un miembro de la AEH bajo demanda de la Inquisición.

*por ausencia se entiende la no participación en los debates de la AEH o la jubilación espiritual.

IV. La Primacía

Artículo 4.1 el Primado es el jefe de la Iglesia Hispánica, por tanto, dirige la AEH y dispone del voto de calidad.

Artículo 4.2 el Primado es elegido por los miembros de la AEH según el escrutinio normal. Tiene un mandato de cuatro meses.

Artículo 4.3 todo candidato a la primacía deberá proporcionar un Currículum Vitae completo y un programa.. Deberá también ser miembro de derecho desde hace más de tres meses.

Artículo 4.4 el Primado debe nombrar de uno a tres Vice-Primados mencionando su orden de prioridad. Puede elegirlos y revocarlos como le parezca. Forman el equipo del Primado.

Artículo 4.5 en caso de ausencia, el Primado es suplido por un Vice-Primado según el orden de prioridad. El Vice-primado obtiene entonces todos los poderes atribuidos a la Primacía hasta a la vuelta de éste. Si tras un plazo de tiempo de 31 días, el Primado sigue impedido para retomar sus funciones, la Asamblea Episcopal decidirá mediante una votación, si el Vice-Primado continúa asumiendo este cargo hasta el final del período correspondiente, o si se celebran nuevas elecciones a la Primacía. La decisión deberá aprobarse por mayoría simple.

Artículo 4.6 los miembros del equipo del Primado velarán por anunciar sus ausencias con el fin de permitir el buen funcionamiento de la AEH.

Artículo 4.7 el Primado dispone de un mandato tácito y permanente que le confiere todos los poderes a disposición de la AEH. Puede tomar decretos de manera unilateral. Estos decretos pueden a su vez ser cancelados por la AEH, el procedimiento de anulación tiene un efecto suspensivo.

Artículo 4.8 el Primado puede ser destituido por una moción de censura. Esta moción se aplica obligatoriamente a todo el equipo del Primado. Se desarrolla según el escrutinio normal.

V. Poderes particulares


Artículo 5.1 La AEH nombra a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.1.1 el Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en el foro de la Iglesia Hispánica. Es responsabilidad de los clérigos reflejar esa información en su región, en su orden o ante las personas que consideren dignos de la carga.

Artículo 5.1.2 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos tres meses una carga que le confiere el poder celebrar y conceder los distintos sacramentos aristotélicos puede postularse al cargo de obispo o de arzobispo sufragado. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.3 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos cuatro meses una carga de obispo o el arzobispo sufragado puede postular a cargo del arzobispo metropolitano. En caso de circunstancias particulares y sobre recomendación de un obispo o arzobispo, corresponde al Primado aceptar la candidatura de un vicario diocesano o de un vicario general que ejerce desde hace al menos cuatro meses sus funciones en la archidiócesis metropolitana vacante. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.4 todo obispo o arzobispo que deposita su candidatura para otra diócesis o archidiócesis debe haber garantizado sus funciones que duran al menos 4 meses en su diócesis o archidiócesis de origen.

Artículo 5.1.5 un clérigo no ordenado elegido para el cargo de obispo debe serlo en el plazo de dos semanas so pena de ver su elección cancelada. Se nombra y asume sus funciones después de haber recibido el sacramento de la ordenación.

Artículo 5.1.6 todo obispo o arzobispo es establecido por dos de sus pares a raíz de su nombramiento.

Artículo 5.1.7 los candidatos deben presentarse ante el Primado con un CV, un título de licencia en teología así como una carta de motivación. El Primado puede descartar candidaturas excéntricas o inadecuadas pero debe indicarlo a la AEH.

Artículo 5.1.8 el Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones.

Artículo 5.1.9 cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra.

Artículo 5.1.10 si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado, salvo si el voto en contra lo superase. En ese caso, se hace un nuevo llamamiento a candidatura.

Artículo 5.1.11 cuando una archidiócesis o una diócesis cuya al menos una parroquia se sitúa en primacía hispánica y otra parroquia se sitúa en una primacía no hispánica se revelan vacantes, la AEH se siente en el deber de colaborar con la asamblea episcopal extranjera interesada, tanto en la llamada a candidatura como del paso a la elección. Se organiza por lo tanto un voto simultáneo en las distintas asambleas episcopales.

Articulo 5.2. La AEH revoca a los obispos y arzobispos

Artículo 5.2.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.2.2 los hechos siguientes son motivos de revocación:

Ausencia de más de un mes sin justificación o anuncio previo
Incumplimiento a la Fe si así es juzgado como tal por el tribunal interno de la Inquisición
Injerencia en los asuntos de otra diócesis a pesar de las advertencias de sus superiores
Indisciplina y obstinación en ésta, (la AEH puede ser juez de este punto),
Fracaso en su carga sobre dictamen del Primado previa investigación de éste, que debe presentarse a la AEH.

Artículo 5.3. La AEH se pronuncia sobre las dimisiones de los obispos y arzobispos

Artículo 5.3.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. Todo obispo o arzobispo que presenta su dimisión la verá efectiva Res Parendo dentro de las 48 horas. No obstante, durante este plazo, el Primado podrá excepcionalmente pedir a la AEH de validar por un voto esta dimisión, justificando su demanda.

Artículo 5.3.2 si la validación es requerida, se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.4 La AEH propone a la Curia a los obispos In Partibus que residen en la zona situada bajo la autoridad de la asamblea episcopal francesa.

Artículo 5.4.1 la elección de sugerir a un obispo In Partibus u otro se hace sobre propuesta de un miembro de derecho de la AEH.

Artículo 5.4.2 La elección se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.



Por la gracia de los profetas Aristóteles y Christos, que la Fe y la Razón nos guíen. El Señor nos guarde.

Para confirmar lo dicho en este escrito, decidimos firmarla por nuestra mano y confirmarla con la impresión de nuestro sello.

Sellado en Castellón, en el séptimo día del onceavo mes del año de Gracia de Nuestro Señor MCDLVI, , en nombre de la Asamblea Episcopal Hispánica y del Papa, su Santidad Eugenio V, bajo los auspicios del Señor.





Fray Tanys Stewart


_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé
Eduardo_de_laguna
Cardinal
Cardinal


Inscrit le: 31 Mai 2008
Messages: 1919

MessagePosté le: Ven Nov 06, 2009 3:18 pm    Sujet du message: Répondre en citant

NO ES VIGENTE.
Citation:

Primado de la Iglesia Hispánica
y Arzobispo de Valencia




Su Excelencia Reverendísima
Monseñor Eduardo de Laguna



Yo, Monseñor Eduardo de Laguna, Primado de la Iglesia Hispánica y Arzobispo de Valencia, promulgo los siguientes Estatutos que han de regir la Asamblea Episcopal Hispánica:

Citation:
ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Preámbulo

Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conformemente a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia romana, las provincias eclesiásticas en territorio hispánico.

La Asamblea Episcopal Hispánica se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa Eugène V sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la asamblea episcopal reconoce la justa y santa autoridad dogmática del sagrado colegio.

La Asamblea Episcopal es una institución guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia, de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio de hispánico.

I. Papel general

Artículo 1.1 La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos temporales del Territorio Hispánico, en concertación con las otras autoridades eclesiásticas competentes, en particular la Nunciatura Apostólica.

Artículo 1.2. La AEH elige las grandes orientaciones de la Iglesia en los territorios hispánicos de acuerdo con el Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por el Curia.

II. Composición

Artículo 2.1 La AEH está formada por miembros de derecho.

Artículo 2.2 Los miembros de derecho son:

I. Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en territorios Hispánicos.
II.Los Cardenales electores y sufraganeos de la Primacía Hispánica.

Artículo 2.3 Los Obispos y los Arzobispos que realicen sus funciones de manera correcta y regulan más de 3 meses siguen siendo miembros eméritos durante los dos meses posteriores a su dimisión. Una revocación no es una dimisión y no da derecho a la emérita.

Artículo 2.4 En caso de muerte de un Obispo o de un Arzobispo, la sede que era ocupada se declara vacante tan pronto como la inhumación sea ordenada por el Primado, o por la Curia si el difunto es también Cardenal.

Artículo 2.5 Podrán pertenecer a la asamblea como miembros cooptados, con voz y voto, aquellos Obispos In Partibus que residan en los territorios hispánicos y a quienes la AEH decida concederle dicho privilegio por su labor destacada y meritoria al servicio de la Fe. Dicha decisión debe ser ratificada con el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

III. Funcionamiento

Artículo 3.1 Las decisiones se toman tras debate entre los miembros de la AEH.

Artículo 3.2 Todos los miembros de la AEH pueden participar en los debates, llevar a cabo una consulta y votar.

Artículo 3.3 El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días. Debe de abrirse además, el voto, durante un período de otros tres días.

Artículo 3.4 El voto puede abrirse inmediatamente y el plazo de voto acortado a dos días de acuerdo con el Primado, por su decisión o en los casos previstos en los procedimientos de urgencia.

Artículo 3.5 el voto deberá siempre implicar una posibilidad de votar en blanco así como una posibilidad de votar en contra.

Artículo 3.6 la decisión se toma por mayoría simple de los votos expresados. Los votos en blanco no cuentan.

Artículo 3.7 Los casos siguientes autorizan el procedimiento de urgencia:

o Ausencia* no declarada del Primado y sus Vice-Primados durante dos semanas
o Conflicto armado que impliquen parroquias hispánicas
o Revocación de un miembro de la AEH bajo demanda de la Inquisición.

*por ausencia se entiende la no participación en los debates de la AEH o el retiro espiritual.

IV. La Primacía

Artículo 4.1 el Primado es el jefe de la Iglesia Hispánica, por tanto, dirige la AEH y dispone del voto de calidad.

Artículo 4.2 el Primado es elegido por los miembros de la AEH según el escrutinio normal. Tiene un mandato de cuatro meses.

Artículo 4.3 todo candidato a la primacía deberá proporcionar un Currículum Vitae completo y un programa. Deberá también ser miembro de derecho desde hace más de tres meses.

Artículo 4.4 el Primado debe nombrar de uno a tres Vice-Primados mencionando su orden de prioridad. Puede elegirlos y revocarlos como le parezca. Forman el equipo del Primado.

Artículo 4.5 en caso de ausencia, el Primado es suplido por un Vice-Primado según el orden de prioridad. El Vice-primado obtiene entonces todos los poderes atribuidos a la Primacía hasta a la vuelta de éste. Si tras un plazo de tiempo de 31 días, el Primado sigue impedido para retomar sus funciones, la Asamblea Episcopal decidirá mediante una votación, si el Vice-Primado continúa asumiendo este cargo hasta el final del período correspondiente, o si se celebran nuevas elecciones a la Primacía. La decisión deberá aprobarse por mayoría simple.

Artículo 4.6 los miembros del equipo del Primado velarán por anunciar sus ausencias con el fin de permitir el buen funcionamiento de la AEH.

Artículo 4.7 el Primado dispone de un mandato tácito y permanente que le confiere todos los poderes a disposición de la AEH. Puede tomar decretos de manera unilateral. Estos decretos pueden a su vez ser cancelados por la AEH, el procedimiento de anulación tiene un efecto suspensivo.

Artículo 4.8 el Primado puede ser destituido por una moción de censura. Esta moción se aplica obligatoriamente a todo el equipo del Primado. Se desarrolla según el escrutinio normal.

V. Poderes particulares

Artículo 5.1 La AEH nombra a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.1.1 el Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en el foro de la Iglesia Hispánica. Es responsabilidad de los clérigos reflejar esa información en su región, en su orden o ante las personas que consideren dignos de la carga.

Artículo 5.1.2 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos tres meses una carga que le confiere el poder celebrar y conceder los distintos sacramentos aristotélicos puede postularse al cargo de obispo o de arzobispo sufragado. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.3 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos cuatro meses una carga de obispo o el arzobispo sufragado puede postular a cargo del arzobispo metropolitano. En caso de circunstancias particulares y sobre recomendación de un obispo o arzobispo, corresponde al Primado aceptar la candidatura de un vicario diocesano o de un vicario general que ejerce desde hace al menos cuatro meses sus funciones en la archidiócesis metropolitana vacante. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.4 todo obispo o arzobispo que deposita su candidatura para otra diócesis o archidiócesis debe haber garantizado sus funciones que duran al menos 4 meses en su diócesis o archidiócesis de origen.

Artículo 5.1.5 un clérigo no ordenado elegido para el cargo de obispo debe serlo en el plazo de dos semanas so pena de ver su elección cancelada. Se nombra y asume sus funciones después de haber recibido el sacramento de la ordenación.

Artículo 5.1.6 todo obispo o arzobispo es establecido por dos de sus pares a raíz de su nombramiento.

Artículo 5.1.7 los candidatos deben presentarse ante el Primado con un CV, un título de licencia en teología así como una carta de motivación. El Primado puede descartar candidaturas excéntricas o inadecuadas pero debe indicarlo a la AEH.

Artículo 5.1.8 el Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones.

Artículo 5.1.9 cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra.

Artículo 5.1.10 si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado, salvo si el voto en contra lo superase. En ese caso, se hace un nuevo llamamiento a candidatura.

Artículo 5.1.11 cuando una archidiócesis o una diócesis cuya al menos una parroquia se sitúa en primacía hispánica y otra parroquia se sitúa en una primacía no hispánica se revelan vacantes, la AEH se siente en el deber de colaborar con la asamblea episcopal extranjera interesada, tanto en la llamada a candidatura como del paso a la elección. Se organiza por lo tanto un voto simultáneo en las distintas asambleas episcopales.

Articulo 5.2. La AEH revoca a los obispos y arzobispos

Artículo 5.2.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.2.2 los hechos siguientes son motivos de revocación:

Ausencia de más de un mes sin justificación o anuncio previo
Incumplimiento a la Fe si así es juzgado como tal por el tribunal interno de la Inquisición
Injerencia en los asuntos de otra diócesis a pesar de las advertencias de sus superiores
Indisciplina y obstinación en ésta, (la AEH puede ser juez de este punto),
Fracaso en su carga sobre dictamen del Primado previa investigación de éste, que debe presentarse a la AEH.

Artículo 5.3. La AEH se pronuncia sobre las dimisiones de los obispos y arzobispos

Artículo 5.3.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. Todo obispo o arzobispo que presenta su dimisión la verá efectiva Res Parendo dentro de las 48 horas. No obstante, durante este plazo, el Primado podrá excepcionalmente pedir a la AEH de validar por un voto esta dimisión, justificando su demanda.

Artículo 5.3.2 si la validación es requerida, se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.4 La AEH propone a la Curia a los obispos In Partibus que residen en la zona situada bajo la autoridad de la asamblea episcopal francesa.

Artículo 5.4.1 la elección de sugerir a un obispo In Partibus u otro se hace sobre propuesta de un miembro de derecho de la AEH.

Artículo 5.4.2 La elección se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

VI. Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica.


Artículo 6. El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica es una órgano consultivo que responde directamente ante la Asamblea Episcopal Hispánica, bajo cuya autoridad se encuentra.

Artículo 6.1 El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica está formado por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 6.2 Son miembros de derecho:

I. Los componentes de la AEH.
II. Los Rectores de Órdenes Religiosas Romanas, reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe, que residan en la zona bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.
III. Los Grandes Maestres de Órdenes Militares Religiosas, que tenga su sede y desempeñen sus funciones en zonas bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.
IV. Los abades de monasterios, que se encuentren en los territorios Hispánicos, pertenecientes a Ordenes Religiosas reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe

Artículo 6.3 Los miembros cooptados son elegidos por la AEH sobre la base de sus calidades morales, intelectuales y religiosas.

Artículo 6.4 Todos los miembros del Consejo Religioso pueden participar en los debates, pero solamente los cardenales, arzobispos y obispos pueden llevar a cabo una consulta.

Artículo 6.5 Los miembros del Consejo Religioso dejan de serlo tras ser revocados por la AEH o tras presentar su dimisión.



Sellado en Segorbe, en el sexto día del décimo primer mes del año de Gracia de Nuestro Señor MCDLVII.





Eduardo de Laguna

Primado de la Iglesia Hispánica
Arzobispo de Valencia

_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé
cuartetero



Inscrit le: 12 Mar 2008
Messages: 1115

MessagePosté le: Lun Nov 01, 2010 2:14 pm    Sujet du message: Répondre en citant

NO ES VIGENTE.
Citation:

Asamblea Episcopal Hispánica


S.E. Cuartetero Ortiz de Rozas
Primado de la Iglesia Hispánica
Obispo de Osma

Yo, S.E. Cuartetero Ortiz de Rozas, Primado de la Iglesia Hispánica y Obispo de la Diócesis de Osma de la Santa Iglesia Aristotélica y Romana:

Citation:
ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Preámbulo

Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conformemente a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia romana, las provincias eclesiásticas en territorio hispánico.

La Asamblea Episcopal Hispánica se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa Eugène V sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la asamblea episcopal reconoce la justa y santa autoridad dogmática del sagrado colegio.

La Asamblea Episcopal es una institución guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia, de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio de hispánico.

I. Papel general

Artículo 1.1 La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos temporales del Territorio Hispánico, en concertación con las otras autoridades eclesiásticas competentes, en particular la Nunciatura Apostólica.

Artículo 1.2. La AEH elige las grandes orientaciones de la Iglesia en los territorios hispánicos de acuerdo con el Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por el Curia.

II. Composición

Artículo 2.1 La AEH está formada por miembros de derecho.

Artículo 2.2 Los miembros de derecho son:

I. Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en territorios Hispánicos.
II.Los Cardenales electores y sufraganeos de la Primacía Hispánica.

Artículo 2.3 Los Obispos y los Arzobispos que realicen sus funciones de manera correcta y regulan más de 3 meses siguen siendo miembros eméritos durante los dos meses posteriores a su dimisión. Una revocación no es una dimisión y no da derecho a la emérita.

Artículo 2.4 En caso de muerte de un Obispo o de un Arzobispo, la sede que era ocupada se declara vacante tan pronto como la inhumación sea ordenada por el Primado, o por la Curia si el difunto es también Cardenal.

Artículo 2.5 Podrán pertenecer a la asamblea como miembros cooptados, con voz y voto, aquellos Obispos In Partibus que residan en los territorios hispánicos y a quienes la AEH decida concederle dicho privilegio por su labor destacada y meritoria al servicio de la Fe. Dicha decisión debe ser ratificada con el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

III. Funcionamiento

Artículo 3.1 Las decisiones se toman tras debate entre los miembros de la AEH.

Artículo 3.2 Todos los miembros de la AEH pueden participar en los debates, llevar a cabo una consulta y votar.

Artículo 3.3 El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días. Debe de abrirse además, el voto, durante un período de otros tres días.

Artículo 3.4 El voto puede abrirse inmediatamente y el plazo de voto acortado a dos días de acuerdo con el Primado, por su decisión o en los casos previstos en los procedimientos de urgencia.

Artículo 3.5 el voto deberá siempre implicar una posibilidad de votar en blanco así como una posibilidad de votar en contra.

Artículo 3.6 la decisión se toma por mayoría simple de los votos expresados. Los votos en blanco no cuentan.

Artículo 3.7 Los casos siguientes autorizan el procedimiento de urgencia:

o Ausencia* no declarada del Primado y sus Vice-Primados durante dos semanas
o Conflicto armado que impliquen parroquias hispánicas
o Revocación de un miembro de la AEH bajo demanda de la Inquisición.

*por ausencia se entiende la no participación en los debates de la AEH o el retiro espiritual.

IV. La Primacía

Artículo 4.1 el Primado es el jefe de la Iglesia Hispánica, por tanto, dirige la AEH y dispone del voto de calidad.

Artículo 4.2 el Primado es elegido por los miembros de la AEH según el escrutinio normal. Tiene un mandato de cuatro meses.

Artículo 4.3 todo candidato a la primacía deberá proporcionar un Currículum Vitae completo y un programa. Deberá también ser miembro de derecho desde hace más de tres meses.

Artículo 4.4 el Primado debe nombrar de uno a tres Vice-Primados mencionando su orden de prioridad. Puede elegirlos y revocarlos como le parezca. Forman el equipo del Primado.

Artículo 4.5 en caso de ausencia, el Primado es suplido por un Vice-Primado según el orden de prioridad. El Vice-primado obtiene entonces todos los poderes atribuidos a la Primacía hasta a la vuelta de éste. Si tras un plazo de tiempo de 31 días, el Primado sigue impedido para retomar sus funciones, la Asamblea Episcopal decidirá mediante una votación, si el Vice-Primado continúa asumiendo este cargo hasta el final del período correspondiente, o si se celebran nuevas elecciones a la Primacía. La decisión deberá aprobarse por mayoría simple.

Artículo 4.6 los miembros del equipo del Primado velarán por anunciar sus ausencias con el fin de permitir el buen funcionamiento de la AEH.

Artículo 4.7 el Primado dispone de un mandato tácito y permanente que le confiere todos los poderes a disposición de la AEH. Puede tomar decretos de manera unilateral. Estos decretos pueden a su vez ser cancelados por la AEH, el procedimiento de anulación tiene un efecto suspensivo.

Artículo 4.8 el Primado puede ser destituido por una moción de censura. Esta moción se aplica obligatoriamente a todo el equipo del Primado. Se desarrolla según el escrutinio normal.

V. Poderes particulares

Artículo 5.1 La AEH nombra a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.1.1 el Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en el foro de la Iglesia Hispánica. Es responsabilidad de los clérigos reflejar esa información en su región, en su orden o ante las personas que consideren dignos de la carga.

Artículo 5.1.2 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos tres meses una carga que le confiere el poder celebrar y conceder los distintos sacramentos aristotélicos puede postularse al cargo de obispo o de arzobispo sufragado. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.3 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos cuatro meses una carga de obispo u arzobispo sufragado puede postular a cargo del arzobispo metropolitano. En caso de circunstancias particulares y sobre recomendación de un obispo, arzobispo o cardenal que sea miembro de derecho de la Asamblea Episcopal Hispánica, corresponde al Primado aceptar la candidatura de un vicario diocesano o de un vicario general que ejerza desde hace al menos cuatro meses sus funciones en una archidiócesis metropolitana o diócesis sufragada de la Iglesia Hispánica. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.4 todo obispo o arzobispo que deposita su candidatura para otra diócesis o archidiócesis debe haber garantizado sus funciones que duran al menos 4 meses en su diócesis o archidiócesis de origen.

Artículo 5.1.5 un clérigo no ordenado elegido para el cargo de obispo debe serlo en el plazo de dos semanas so pena de ver su elección cancelada. Se nombra y asume sus funciones después de haber recibido el sacramento de la ordenación.

Artículo 5.1.6 todo obispo o arzobispo es establecido por dos de sus pares a raíz de su nombramiento.

Artículo 5.1.7 los candidatos deben presentarse ante el Primado con un CV, un título de licencia en teología así como una carta de motivación. El Primado puede descartar candidaturas excéntricas o inadecuadas pero debe indicarlo a la AEH.

Artículo 5.1.8 el Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones.

Artículo 5.1.9 cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra.

Artículo 5.1.10 si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado, salvo si el voto en contra lo superase. En ese caso, se hace un nuevo llamamiento a candidatura.

Artículo 5.1.11 cuando una archidiócesis o una diócesis cuya al menos una parroquia se sitúa en primacía hispánica y otra parroquia se sitúa en una primacía no hispánica se revelan vacantes, la AEH se siente en el deber de colaborar con la asamblea episcopal extranjera interesada, tanto en la llamada a candidatura como del paso a la elección. Se organiza por lo tanto un voto simultáneo en las distintas asambleas episcopales.

Articulo 5.2. La AEH revoca a los obispos y arzobispos

Artículo 5.2.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.2.2 los hechos siguientes son motivos de revocación:

Ausencia de más de un mes sin justificación o anuncio previo
Incumplimiento a la Fe si así es juzgado como tal por el tribunal interno de la Inquisición
Injerencia en los asuntos de otra diócesis a pesar de las advertencias de sus superiores
Indisciplina y obstinación en ésta, (la AEH puede ser juez de este punto),
Fracaso en su carga sobre dictamen del Primado previa investigación de éste, que debe presentarse a la AEH.

Artículo 5.3. La AEH se pronuncia sobre las dimisiones de los obispos y arzobispos

Artículo 5.3.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. Todo obispo o arzobispo que presenta su dimisión la verá efectiva Res Parendo dentro de las 48 horas. No obstante, durante este plazo, el Primado podrá excepcionalmente pedir a la AEH de validar por un voto esta dimisión, justificando su demanda.

Artículo 5.3.2 si la validación es requerida, se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.4 La AEH propone a la Curia a los obispos In Partibus que residen en la zona situada bajo la autoridad de la asamblea episcopal francesa.

Artículo 5.4.1 la elección de sugerir a un obispo In Partibus u otro se hace sobre propuesta de un miembro de derecho de la AEH.

Artículo 5.4.2 La elección se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

VI. Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica.


Artículo 6. El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica es una órgano consultivo que responde directamente ante la Asamblea Episcopal Hispánica, bajo cuya autoridad se encuentra.

Artículo 6.1 El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica está formado por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 6.2 Son miembros de derecho:

I. Los componentes de la AEH.
II. Los Rectores de Órdenes Religiosas Romanas, reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe, que residan en la zona bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.
III. Los Grandes Maestres de Órdenes Militares Religiosas, que tenga su sede y desempeñen sus funciones en zonas bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.
IV. Los abades de monasterios, que se encuentren en los territorios Hispánicos, pertenecientes a Ordenes Religiosas reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe

Artículo 6.3 Los miembros cooptados son elegidos por la AEH sobre la base de sus calidades morales, intelectuales y religiosas.

Artículo 6.4 Todos los miembros del Consejo Religioso pueden participar en los debates, pero solamente los cardenales, arzobispos y obispos pueden llevar a cabo una consulta.

Artículo 6.5 Los miembros del Consejo Religioso dejan de serlo tras ser revocados por la AEH o tras presentar su dimisión.



Sellado en Calatayud, en el primer día del décimo primer mes del año de Gracia de Nuestro Señor MCDLVIII.





Primado de la Iglesia Hispánica
Obispo de Osma

_________________
Cuartetero Ortiz de Rozas Teólogo de la Iglesia Aristotélica, Universal y Romana
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé
Eduardo_de_laguna
Cardinal
Cardinal


Inscrit le: 31 Mai 2008
Messages: 1919

MessagePosté le: Mer Juin 15, 2011 11:02 pm    Sujet du message: Répondre en citant

NO ES VIGENTE.
Citation:


Aprobación de los nuevos Estatutos de la Asamblea Episcopal Hispánica


Nos, Eduardo, Cardenal De Laguna, Vice-Primado de la Iglesia Hispánica y Arzobispo de Valencia, promulgo los siguientes Estatutos que han de regir la Asamblea Episcopal Hispánica:


Citation:
ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Preámbulo

Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conformemente a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia romana, las provincias eclesiásticas en territorio hispánico.

La Asamblea Episcopal Hispánica se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa XXXX sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la asamblea episcopal reconoce la justa y santa autoridad dogmática del sagrado colegio.

La Asamblea Episcopal es una institución guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia, de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio de hispánico.

I. Papel general

Artículo 1.1 La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos temporales del Territorio Hispánico, en concertación con las otras autoridades eclesiásticas competentes, en particular la Nunciatura Apostólica.

Artículo 1.2. La AEH elige las grandes orientaciones de la Iglesia en los territorios hispánicos de acuerdo con el Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por el Curia.

II. Composición

Artículo 2.1 La AEH está formada por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 2.2 Los miembros de derecho son:

I. Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en territorios Hispánicos.
II. Los Cardenales electores y sufragáneos de la Primacía Hispánica.

Artículo 2.3 Los Obispos y los Arzobispos que realicen sus funciones de manera correcta y regular más de 3 meses siguen siendo miembros eméritos durante los dos meses posteriores a su dimisión. Una revocación no es una dimisión y no da derecho a la emérita.

Artículo 2.4 En caso de muerte de un Obispo o de un Arzobispo, la sede que era ocupada se declara vacante tan pronto como la inhumación sea ordenada por el Primado, o por la Curia si el difunto es también Cardenal.

Artículo 2.5 Aquellos Obispos In Partibus que residan en los territorios hispánicos podrán pertenecer a la asamblea como miembros cooptados, con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.6 Aquellos Cardenales Eméritos que hayan sido electores por la Iglesia Hispánica, podrán pertenecer a ésta como miembros cooptados con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.7 La Asamblea Episcopal Hispánica puede nombrar como miembros cooptados con derecho a voz pero sin voto a aquellos sacerdotes destacados en su labor al servicio de la Fe. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

III. Funcionamiento

Artículo 3.1 Las decisiones se toman tras debate entre los miembros de la AEH.

Artículo 3.2 Todos los miembros de la AEH pueden participar en los debates, llevar a cabo una consulta y votar.

Artículo 3.3 El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días. Debe de abrirse además, el voto, durante un período de otros tres días.

Artículo 3.4 El voto puede abrirse inmediatamente y el plazo de voto acortado a dos días de acuerdo con el Primado, por su decisión o en los casos previstos en los procedimientos de urgencia.

Artículo 3.5 el voto deberá siempre implicar una posibilidad de votar en blanco así como una posibilidad de votar en contra.

Artículo 3.6 la decisión se toma por mayoría simple de los votos expresados. Los votos en blanco no cuentan.

Artículo 3.7 Los casos siguientes autorizan el procedimiento de urgencia:

o Ausencia* no declarada del Primado y sus Vice-Primados durante dos semanas
o Conflicto armado que impliquen parroquias hispánicas
o Revocación de un miembro de la AEH bajo demanda de la Inquisición.

*por ausencia se entiende la no participación en los debates de la AEH o el retiro espiritual.

IV. La Primacía

Artículo 4.1 el Primado es el jefe de la Iglesia Hispánica, por tanto, dirige la AEH y dispone del voto de calidad.

Artículo 4.2 el Primado es elegido por los miembros de la AEH según el escrutinio normal. Tiene un mandato de cuatro meses.

Artículo 4.3 todo candidato a la primacía deberá proporcionar un Currículum Vitae completo y un programa. Deberá también ser miembro de derecho desde hace más de tres meses.

Artículo 4.4 el Primado debe nombrar de uno a tres Vice-Primados mencionando su orden de prioridad. Puede elegirlos y revocarlos como le parezca. Forman el equipo del Primado.

Artículo 4.5 en caso de ausencia, el Primado es suplido por un Vice-Primado según el orden de prioridad. El Vice-primado obtiene entonces todos los poderes atribuidos a la Primacía hasta a la vuelta de éste. Si tras un plazo de tiempo de 31 días, el Primado sigue impedido para retomar sus funciones, la Asamblea Episcopal decidirá mediante una votación, si el Vice-Primado continúa asumiendo este cargo hasta el final del período correspondiente, o si se celebran nuevas elecciones a la Primacía. La decisión deberá aprobarse por mayoría simple.

Artículo 4.6 los miembros del equipo del Primado velarán por anunciar sus ausencias con el fin de permitir el buen funcionamiento de la AEH.

Artículo 4.7 el Primado dispone de un mandato tácito y permanente que le confiere todos los poderes a disposición de la AEH. Puede tomar decretos de manera unilateral. Estos decretos pueden a su vez ser cancelados por la AEH, el procedimiento de anulación tiene un efecto suspensivo.

Artículo 4.8 el Primado puede ser destituido por una moción de censura. Esta moción se aplica obligatoriamente a todo el equipo del Primado. Se desarrolla según el escrutinio normal.

V. Poderes particulares

Artículo 5.1 La AEH nombra a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.1.1 el Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en el foro de la Iglesia Hispánica. Es responsabilidad de los clérigos reflejar esa información en su región, en su orden o ante las personas que consideren dignos de la carga.

Artículo 5.1.2 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos tres meses una carga que le confiere el poder celebrar y conceder los distintos sacramentos aristotélicos puede postularse al cargo de obispo o de arzobispo sufragado. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.3 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos cuatro meses una carga de obispo u arzobispo sufragado puede postular a cargo del arzobispo metropolitano. En caso de circunstancias particulares y sobre recomendación de un obispo, arzobispo o cardenal que sea miembro de derecho de la Asamblea Episcopal Hispánica, corresponde al Primado aceptar la candidatura de un vicario diocesano o de un vicario general que ejerza desde hace al menos cuatro meses sus funciones en una archidiócesis metropolitana o diócesis sufragada de la Iglesia Hispánica. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.4 todo obispo o arzobispo que deposita su candidatura para otra diócesis o archidiócesis debe haber garantizado sus funciones que duran al menos 4 meses en su diócesis o archidiócesis de origen.

Artículo 5.1.5 un clérigo no ordenado elegido para el cargo de obispo debe serlo en el plazo de dos semanas so pena de ver su elección cancelada. Se nombra y asume sus funciones después de haber recibido el sacramento de la ordenación.

Artículo 5.1.6 todo obispo o arzobispo es establecido por dos de sus pares a raíz de su nombramiento.

Artículo 5.1.7 los candidatos deben presentarse ante el Primado con un CV, un título de licencia en teología así como una carta de motivación. El Primado puede descartar candidaturas excéntricas o inadecuadas pero debe indicarlo a la AEH.

Artículo 5.1.8 el Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones.

Artículo 5.1.9 cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra.

Artículo 5.1.10 si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado, salvo si el voto en contra lo superase. En ese caso, se hace un nuevo llamamiento a candidatura.

Artículo 5.1.11 cuando una archidiócesis o una diócesis cuya al menos una parroquia se sitúa en primacía hispánica y otra parroquia se sitúa en una primacía no hispánica se revelan vacantes, la AEH se siente en el deber de colaborar con la asamblea episcopal extranjera interesada, tanto en la llamada a candidatura como del paso a la elección. Se organiza por lo tanto un voto simultáneo en las distintas asambleas episcopales.

Articulo 5.2. La AEH revoca a los obispos y arzobispos

Artículo 5.2.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.2.2 los hechos siguientes son motivos de revocación:

Ausencia de más de un mes sin justificación o anuncio previo
Incumplimiento a la Fe si así es juzgado como tal por el tribunal interno de la Inquisición
Injerencia en los asuntos de otra diócesis a pesar de las advertencias de sus superiores
Indisciplina y obstinación en ésta, (la AEH puede ser juez de este punto),
Fracaso en su carga sobre dictamen del Primado previa investigación de éste, que debe presentarse a la AEH.

Artículo 5.3. La AEH se pronuncia sobre las dimisiones de los obispos y arzobispos

Artículo 5.3.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. Todo obispo o arzobispo que presenta su dimisión la verá efectiva Res Parendo dentro de las 48 horas. No obstante, durante este plazo, el Primado podrá excepcionalmente pedir a la AEH de validar por un voto esta dimisión, justificando su demanda.

Artículo 5.3.2 si la validación es requerida, se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.4 La AEH propone a la Curia a los obispos In Partibus que residen en la zona situada bajo la autoridad de la asamblea episcopal francesa.

Artículo 5.4.1 la elección de sugerir a un obispo In Partibus u otro se hace sobre propuesta de un miembro de derecho de la AEH.

Artículo 5.4.2 La elección se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

VI. Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica.

Artículo 6. El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica es una órgano consultivo que responde directamente ante la Asamblea Episcopal Hispánica, bajo cuya autoridad se encuentra.

Artículo 6.1 El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica está formado por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 6.2 Son miembros de derecho:

I. Los componentes de la AEH.
II. Los Rectores de Órdenes Religiosas Romanas, reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe, que residan en la zona bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.
III. Los Grandes Maestres de Órdenes Militares Religiosas, que tenga su sede y desempeñen sus funciones en zonas bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.
IV. Los abades de monasterios, que se encuentren en los territorios Hispánicos, pertenecientes a Órdenes Religiosas reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe

Artículo 6.3 Los miembros cooptados son elegidos por la AEH sobre la base de sus calidades morales, intelectuales y religiosas.

Artículo 6.4 Todos los miembros del Consejo Religioso pueden participar en los debates, pero solamente los cardenales, arzobispos y obispos pueden llevar a cabo una consulta.

Artículo 6.5 Los miembros del Consejo Religioso dejan de serlo tras ser revocados por la AEH o tras presentar su dimisión.


La Asamblea Episcopal Hispánica da vigencia a este documento a través de su timbre, con el que lo ha sellado en el día de hoy, decimoquinto día del sexto mes del Año de Gracia de Nuestro Señor de MCDLIX.

Que Christos nos ayude, Aristóteles nos guíe y Dios nos proteja.




_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé
Ignius



Inscrit le: 17 Nov 2010
Messages: 3431
Localisation: Catalunya

MessagePosté le: Ven Jan 24, 2014 2:26 pm    Sujet du message: Répondre en citant

NO ES VIGENTE.


Citation:


Aprobación de los nuevos Estatutos de la Asamblea Episcopal Hispánica


Nos, Ignius de Muntaner, Vice-Primado de la Iglesia Hispánica y Obispo de Osma , promulgo los siguientes Estatutos que han de regir la Asamblea Episcopal Hispánica:


Citation:
ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Preámbulo

Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conforme a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia romana, las provincias eclesiásticas en territorio hispánico.

La Asamblea Episcopal Hispánica se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa Inocencio VIII sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la asamblea episcopal reconoce la justa y santa autoridad dogmática del sagrado colegio.

La Asamblea Episcopal es una institución guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia, de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio de hispánico.

I. Papel general

Artículo 1.1 La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos temporales del Territorio Hispánico, en concertación con las otras autoridades eclesiásticas competentes, en particular la Nunciatura Apostólica.

Artículo 1.2. La AEH elige las grandes orientaciones de la Iglesia en los territorios hispánicos de acuerdo con el Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por el Curia.

II. Composición

Artículo 2.1 La AEH está formada por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 2.2 Los miembros de derecho son:

    2.2.1 Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en territorios Hispánicos.

    2.2.2 Los Cardenales electores y sufragáneos de la Primacía Hispánica.

Artículo 2.3 Los Obispos y los Arzobispos que realicen sus funciones de manera correcta y regular más de 3 meses siguen siendo miembros eméritos durante los dos meses posteriores a su dimisión. Una revocación no es una dimisión y no da derecho a la emérita.

Artículo 2.4 En caso de muerte de un Obispo o de un Arzobispo, la sede que era ocupada se declara vacante tan pronto como la inhumación sea ordenada por el Primado, o por la Curia si el difunto es también Cardenal.

Artículo 2.5 Aquellos Obispos In Partibus que residan en los territorios hispánicos podrán pertenecer a la asamblea como miembros cooptados, con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.6 Aquellos Cardenales Eméritos que hayan sido electores por la Iglesia Hispánica, podrán pertenecer a ésta como miembros cooptados con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.7 La Asamblea Episcopal Hispánica puede nombrar como miembros cooptados con derecho a voz pero sin voto a aquellos sacerdotes destacados en su labor al servicio de la Fe. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

III. Funcionamiento

Artículo 3.1 Las decisiones se toman tras debate entre los miembros de la AEH.

Artículo 3.2 Todos los miembros de la AEH pueden participar en los debates, llevar a cabo una consulta y votar.

Artículo 3.3 El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días. Debe de abrirse además, el voto, durante un período de otros tres días.

Artículo 3.4 El voto puede abrirse inmediatamente y el plazo de voto acortado a dos días de acuerdo con el Primado, por su decisión o en los casos previstos en los procedimientos de urgencia.

Artículo 3.5 el voto deberá siempre implicar una posibilidad de votar en blanco así como una posibilidad de votar en contra.

Artículo 3.6 la decisión se toma por mayoría simple de los votos expresados. Los votos en blanco no cuentan.

Artículo 3.7 Los casos siguientes autorizan el procedimiento de urgencia:

    3.7.1 Ausencia* no declarada del Primado y sus Vice-Primados durante dos semanas.

    3.7.2 Conflicto armado que impliquen parroquias hispánicas

    3.7.3 Revocación de un miembro de la AEH bajo demanda de la Inquisición.
    *por ausencia se entiende la no participación en los debates de la AEH o el retiro espiritual.


IV. La Primacía

Artículo 4.1 el Primado es el jefe de la Iglesia Hispánica, por tanto, dirige la AEH y dispone del voto de calidad.

Artículo 4.2 el Primado es elegido por los miembros de la AEH según el escrutinio normal. Tiene un mandato de cuatro meses.

Artículo 4.3 todo candidato a la primacía deberá proporcionar un Currículum Vitae completo y un programa. Deberá también ser miembro de derecho desde hace más de tres meses.

Artículo 4.4 el Primado debe nombrar de uno a tres Vice-Primados mencionando su orden de prioridad. Puede elegirlos y revocarlos como le parezca. Forman el equipo del Primado.

Artículo 4.5 en caso de ausencia, el Primado es suplido por un Vice-Primado según el orden de prioridad. El Vice-primado obtiene entonces todos los poderes atribuidos a la Primacía hasta a la vuelta de éste. Si tras un plazo de tiempo de 31 días, el Primado sigue impedido para retomar sus funciones, la Asamblea Episcopal decidirá mediante una votación, si el Vice-Primado continúa asumiendo este cargo hasta el final del período correspondiente, o si se celebran nuevas elecciones a la Primacía. La decisión deberá aprobarse por mayoría simple.

Artículo 4.6 los miembros del equipo del Primado velarán por anunciar sus ausencias con el fin de permitir el buen funcionamiento de la AEH.

Artículo 4.7 el Primado dispone de un mandato tácito y permanente que le confiere todos los poderes a disposición de la AEH. Puede tomar decretos de manera unilateral. Estos decretos pueden a su vez ser cancelados por la AEH, el procedimiento de anulación tiene un efecto suspensivo.

Artículo 4.8 el Primado puede ser destituido por una moción de censura. Esta moción se aplica obligatoriamente a todo el equipo del Primado. Se desarrolla según el escrutinio normal.

V. Poderes particulares

Artículo 5.1 La AEH nombra a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.1.1 el Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en el foro de la Iglesia Hispánica. Es responsabilidad de los clérigos reflejar esa información en su región, en su orden o ante las personas que consideren dignos de la carga.

Artículo 5.1.2 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos dos meses una carga que le confiere el poder celebrar y conceder los distintos sacramentos aristotélicos puede postularse al cargo de obispo o de arzobispo sufragado. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.3 solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos tres meses una carga de obispo u arzobispo sufragado puede postular a cargo del arzobispo metropolitano. En caso de circunstancias particulares y sobre recomendación de un obispo, arzobispo o cardenal que sea miembro de derecho de la Asamblea Episcopal Hispánica, corresponde al Primado aceptar la candidatura de un vicario diocesano o de un vicario general que ejerza desde hace al menos tres meses sus funciones en una archidiócesis metropolitana o diócesis sufragada de la Iglesia Hispánica. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.4 un clérigo no ordenado elegido para el cargo de obispo debe serlo en el plazo de dos semanas so pena de ver su elección cancelada. Se nombra y asume sus funciones después de haber recibido el sacramento de la ordenación.

Artículo 5.1.5 los candidatos deben presentarse ante el Primado con un CV, un título de licencia en teología así como una carta de motivación. El Primado puede descartar candidaturas excéntricas o inadecuadas pero debe indicarlo a la AEH.

Artículo 5.1.6 el Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones.

Artículo 5.1.7 cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra.

Artículo 5.1.8 si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado, salvo si el voto en contra lo superase. En ese caso, se hace un nuevo llamamiento a candidatura.

Artículo 5.1.9 cuando una archidiócesis o una diócesis cuya al menos una parroquia se sitúa en primacía hispánica y otra parroquia se sitúa en una primacía no hispánica se revelan vacantes, la AEH se siente en el deber de colaborar con la asamblea episcopal extranjera interesada, tanto en la llamada a candidatura como del paso a la elección. Se organiza por lo tanto un voto simultáneo en las distintas asambleas episcopales.

Articulo 5.2. La AEH revoca a los obispos y arzobispos

Artículo 5.2.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.2.2 los hechos siguientes son motivos de revocación:

    5.2.2.1 Ausencia de más de un mes sin justificación o anuncio previo
    5.2.2.2 Incumplimiento a la Fe si así es juzgado como tal por el tribunal interno de la Inquisición.

    5.2.2.3 Injerencia en los asuntos de otra diócesis a pesar de las advertencias de sus superiores.

    5.2.2.4 Indisciplina y obstinación en ésta, (la AEH puede ser juez de este punto).

    5.2.2.5 Fracaso en su carga sobre dictamen del Primado previa investigación de éste, que debe presentarse a la AEH.


Artículo 5.3. La AEH se pronuncia sobre las dimisiones de los obispos y arzobispos

Artículo 5.3.1 sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. Todo obispo o arzobispo que presenta su dimisión la verá efectiva Res Parendo dentro de las 48 horas.

Artículo 5.4 La AEH propone a la Curia a los obispos In Partibus que residen en la zona situada bajo la autoridad de la asamblea episcopal hispánica.

Artículo 5.4.1 la elección de sugerir a un obispo In Partibus u otro se hace sobre propuesta de un miembro de derecho de la AEH.

Artículo 5.4.2 La elección se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

VI. Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica.

Artículo 6. El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica es una órgano consultivo que responde directamente ante la Asamblea Episcopal Hispánica, bajo cuya autoridad se encuentra.

Artículo 6.1 El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica está formado por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 6.2 Son miembros de derecho:

    6.2.1. Los componentes de la AEH.

    6.2.2. Los Rectores de Órdenes Religiosas Romanas, reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe, que residan en la zona bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

    6.2.3. Los Grandes Maestres de Órdenes Militares Religiosas, que tenga su sede y desempeñen sus funciones en zonas bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

    6.2.4. Los abades de monasterios, que se encuentren en los territorios Hispánicos, pertenecientes a Órdenes Religiosas reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe.


Artículo 6.3 Los miembros cooptados son elegidos por la AEH sobre la base de sus calidades morales, intelectuales y religiosas.

Artículo 6.4 Todos los miembros del Consejo Religioso pueden participar en los debates, pero solamente los cardenales, arzobispos y obispos pueden llevar a cabo una consulta.

Artículo 6.5 Los miembros del Consejo Religioso dejan de serlo tras ser revocados por la AEH o tras presentar su dimisión.


La Asamblea Episcopal Hispánica da vigencia a este documento a través de su timbre, con el que lo ha sellado en el día de hoy, vigesimocuarto día del primer mes del Año de Gracia de Nuestro Señor de MCDLXII.

Que Christos nos ayude, Aristóteles nos guíe y Dios nos proteja.




_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé Envoyer un e-mail
Eduardo_de_laguna
Cardinal
Cardinal


Inscrit le: 31 Mai 2008
Messages: 1919

MessagePosté le: Mer Mai 21, 2014 1:47 am    Sujet du message: Répondre en citant

NO ES VIGENTE


Citation:


Aprobación de los nuevos Estatutos de la Asamblea Episcopal Hispánica


Nos, Eduardo, Cardenal De Laguna, Primado de la Iglesia Hispánica, promulgamos los siguientes Estatutos que han de regir la Asamblea Episcopal Hispánica:


Citation:
ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Preámbulo

Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conforme a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia romana, las provincias eclesiásticas en territorio hispánico.

La Asamblea Episcopal Hispánica se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa Inocencio VIII sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la asamblea episcopal reconoce la justa y santa autoridad dogmática del sagrado colegio.

La Asamblea Episcopal es una institución guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia, de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio de hispánico.

I. Papel general

Artículo 1.1 La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos temporales del Territorio Hispánico, en concertación con las otras autoridades eclesiásticas competentes, en particular la Nunciatura Apostólica.

Artículo 1.2. La AEH elige las grandes orientaciones de la Iglesia en los territorios hispánicos de acuerdo con el Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por el Curia.

II. Composición

Artículo 2.1 La AEH está formada por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 2.2 Los miembros de derecho son:

    2.2.1 Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en territorios Hispánicos.

    2.2.2 Los Cardenales electores y sufragáneos de la Primacía Hispánica.

Artículo 2.3 Los Obispos y los Arzobispos que realicen sus funciones de manera correcta y regular más de 3 meses siguen siendo miembros eméritos durante los dos meses posteriores a su dimisión. Una revocación no es una dimisión y no da derecho a la emérita.

Artículo 2.4 En caso de muerte de un Obispo o de un Arzobispo, la sede que era ocupada se declara vacante tan pronto como la inhumación sea ordenada por el Primado, o por la Curia si el difunto es también Cardenal.

Artículo 2.5 Aquellos Obispos In Partibus que residan en los territorios hispánicos podrán pertenecer a la asamblea como miembros cooptados, con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.6 Aquellos Cardenales Eméritos que hayan sido electores por la Iglesia Hispánica, podrán pertenecer a ésta como miembros cooptados con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.7 La Asamblea Episcopal Hispánica puede nombrar como miembros cooptados con derecho a voz pero sin voto a aquellos sacerdotes destacados en su labor al servicio de la Fe. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

III. Funcionamiento

Artículo 3.1 Las decisiones se toman tras debate entre los miembros de la AEH.

Artículo 3.2 Todos los miembros de la AEH pueden participar en los debates, llevar a cabo una consulta y votar, salvo lo dispuesto en el artículo 2.7.

Artículo 3.3 El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días. Debe de abrirse además, el voto, durante un período de otros tres días.

Artículo 3.4 El voto puede abrirse inmediatamente y el plazo de voto acortado a dos días de acuerdo con el Primado, por su decisión o en los casos previstos en los procedimientos de urgencia.

Artículo 3.5 El voto deberá siempre implicar una posibilidad de votar en blanco así como una posibilidad de votar en contra.

Artículo 3.6 La decisión se toma por mayoría simple de los votos expresados. Los votos en blanco no cuentan.

Artículo 3.7 Los casos siguientes autorizan el procedimiento de urgencia:

    3.7.1 Ausencia* no declarada del Primado y sus Vice-Primados durante dos semanas.

    3.7.2 Conflicto armado que impliquen parroquias hispánicas

    3.7.3 Revocación de un miembro de la AEH bajo demanda de la Inquisición.
    *por ausencia se entiende la no participación en los debates de la AEH o el retiro espiritual.


IV. La Primacía

Artículo 4.1 El Primado es el jefe de la Iglesia Hispánica, por tanto, dirige la AEH y dispone del voto de calidad.

Artículo 4.2 El Primado es elegido por los miembros de la AEH según el escrutinio normal. Tiene un mandato de cuatro meses.

Artículo 4.3 Todo candidato a la primacía deberá proporcionar un Currículum Vitae completo y un programa. Deberá también ser miembro de derecho desde hace más de tres meses.

Artículo 4.4 El Primado debe nombrar de uno a tres Vice-Primados mencionando su orden de prioridad. Puede elegirlos y revocarlos como le parezca. Forman el equipo del Primado.

Artículo 4.5 En caso de ausencia, el Primado es suplido por un Vice-Primado según el orden de prioridad. El Vice-primado obtiene entonces todos los poderes atribuidos a la Primacía hasta a la vuelta de éste. Si tras un plazo de tiempo de 31 días, el Primado sigue impedido para retomar sus funciones, la Asamblea Episcopal decidirá mediante una votación, si el Vice-Primado continúa asumiendo este cargo hasta el final del período correspondiente, o si se celebran nuevas elecciones a la Primacía. La decisión deberá aprobarse por mayoría simple.

Artículo 4.6 Los miembros del equipo del Primado velarán por anunciar sus ausencias con el fin de permitir el buen funcionamiento de la AEH.

Artículo 4.7 El Primado dispone de un mandato tácito y permanente que le confiere todos los poderes a disposición de la AEH. Puede tomar decretos de manera unilateral. Estos decretos pueden a su vez ser cancelados por la AEH, el procedimiento de anulación tiene un efecto suspensivo.

Artículo 4.8 El Primado puede ser destituido por una moción de censura. Esta moción se aplica obligatoriamente a todo el equipo del Primado. Se desarrolla según el escrutinio normal.

V. Poderes particulares

Artículo 5.1 La AEH nombra a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.1.1 El Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en el foro de la Iglesia Hispánica. Es responsabilidad de los clérigos reflejar esa información en su región, en su orden o ante las personas que consideren dignos de la carga.

Artículo 5.1.2 Solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos dos meses una carga que le confiere el poder celebrar y conceder los distintos sacramentos aristotélicos puede postularse al cargo de obispo o de arzobispo sufragado. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.3 Solamente un clérigo teólogo que ejerce durante al menos tres meses una carga de obispo u arzobispo sufragado puede postular a cargo del arzobispo metropolitano. En caso de circunstancias particulares y sobre recomendación de un obispo, arzobispo o cardenal que sea miembro de derecho de la Asamblea Episcopal Hispánica, corresponde al Primado aceptar la candidatura de un vicario diocesano o de un vicario general que ejerza desde hace al menos tres meses sus funciones en una archidiócesis metropolitana o diócesis sufragada de la Iglesia Hispánica, o de un sacerdote ordenado que haya ejercido su labor pastoral durante al menos cinco meses. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.4 Un clérigo no ordenado elegido para el cargo de obispo debe serlo en el plazo de dos semanas so pena de ver su elección cancelada. Se nombra y asume sus funciones después de haber recibido el sacramento de la ordenación.

Artículo 5.1.5 Los candidatos deben presentarse ante el Primado con un CV, un título de licencia en teología así como una carta de motivación. El Primado puede descartar candidaturas excéntricas o inadecuadas pero debe indicarlo a la AEH.

Artículo 5.1.6 El Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones.

Artículo 5.1.7 Cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra.

Artículo 5.1.8 Si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado, salvo si el voto en contra lo superase. En ese caso, se hace un nuevo llamamiento a candidatura.

Artículo 5.1.9 Cuando una archidiócesis o una diócesis cuya al menos una parroquia se sitúa en primacía hispánica y otra parroquia se sitúa en una primacía no hispánica se revelan vacantes, la AEH se siente en el deber de colaborar con la asamblea episcopal extranjera interesada, tanto en la llamada a candidatura como del paso a la elección. Se organiza por lo tanto un voto simultáneo en las distintas asambleas episcopales.

Articulo 5.2. La AEH revoca a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.2.1 Sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.2.2 los hechos siguientes son motivos de revocación:

    5.2.2.1 Ausencia de más de un mes sin justificación o anuncio previo

    5.2.2.2 Incumplimiento a la Fe si así es juzgado como tal por el tribunal interno de la Inquisición.

    5.2.2.3 Injerencia en los asuntos de otra diócesis a pesar de las advertencias de sus superiores.

    5.2.2.4 Indisciplina y obstinación en ésta, (la AEH puede ser juez de este punto).

    5.2.2.5 Fracaso en su carga sobre dictamen del Primado previa investigación de éste, que debe presentarse a la AEH.


Artículo 5.3. La AEH se pronuncia sobre las dimisiones de los obispos y arzobispos

Artículo 5.3.1 Sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. Todo obispo o arzobispo que presenta su dimisión la verá efectiva Res Parendo dentro de las 48 horas.

Artículo 5.4 La AEH propone a la Curia a los obispos In Partibus que residen en la zona situada bajo la autoridad de la asamblea episcopal hispánica.

Artículo 5.4.1 La elección de sugerir a un obispo In Partibus u otro se hace sobre propuesta de un miembro de derecho de la AEH.

Artículo 5.4.2 La elección se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

VI. Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica.

Artículo 6. El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica es una órgano consultivo que responde directamente ante la Asamblea Episcopal Hispánica, bajo cuya autoridad se encuentra.

Artículo 6.1 El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica está formado por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 6.2 Son miembros de derecho:

    6.2.1. Los componentes de la AEH.

    6.2.2. Los Rectores de Órdenes Religiosas Romanas, reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe, que residan en la zona bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

    6.2.3. Los Grandes Maestres de Órdenes Militares Religiosas, que tenga su sede y desempeñen sus funciones en zonas bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

    6.2.4. Los abades de monasterios, que se encuentren en los territorios Hispánicos, pertenecientes a Órdenes Religiosas reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe.


Artículo 6.3 Los miembros cooptados son elegidos por la AEH sobre la base de sus calidades morales, intelectuales y religiosas.

Artículo 6.4 Todos los miembros del Consejo Religioso pueden participar en los debates, pero solamente los cardenales, arzobispos y obispos pueden llevar a cabo una consulta.

Artículo 6.5 Los miembros del Consejo Religioso dejan de serlo tras ser revocados por la AEH o tras presentar su dimisión.



La Asamblea Episcopal Hispánica da vigencia a este documento a través de su timbre, con el que lo hemos sellado en el día de hoy, decimonoveno día del quinto mes del Año de Gracia de Nuestro Señor de MCDLXII.

Que Christos nos ayude, Aristóteles nos guíe y Dios nos proteja.




_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé
Lujuria



Inscrit le: 24 Jan 2012
Messages: 739

MessagePosté le: Mer Déc 17, 2014 1:41 am    Sujet du message: Répondre en citant

Citation:


Aprobación de los nuevos Estatutos de la Asamblea Episcopal Hispánica


Nos, Su Eminencia Lujuria Hellsing, Cardenal Nacional Sufragáneo, Primado de la Iglesia Hispánica, promulgamos los siguientes Estatutos que han de regir la Asamblea Episcopal Hispánica:


Citation:
ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL

Preámbulo

Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conforme a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia Romana, las provincias eclesiásticas en territorio hispánico.

La Asamblea Episcopal Hispánica se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa Inocencio VIII sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la asamblea episcopal reconoce la justa y santa autoridad dogmática del sagrado colegio.

La Asamblea Episcopal es una institución guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia, de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio hispánico.

I. Papel general

Artículo 1.1 La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos temporales del Territorio Hispánico, en concertación con las otras autoridades eclesiásticas competentes, en particular la Nunciatura Apostólica.

Artículo 1.2. La AEH elige las grandes orientaciones de la Iglesia en los territorios hispánicos de acuerdo con el Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por la Curia.

II. Composición

Artículo 2.1 La AEH está formada por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 2.2 Los miembros de derecho son:

    2.2.1 Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en territorios Hispánicos.

    2.2.2 Los Cardenales electores y sufragáneos de la Primacía Hispánica.

    2.2.3 Los Rectores de las Órdenes Religiosas Romanas reconocidas por la Congregación de la Difusión de la Fe.

Artículo 2.3 Los Obispos y los Arzobispos que realicen sus funciones de manera correcta y regular más de 3 meses siguen siendo miembros eméritos durante los dos meses posteriores a su dimisión. Una revocación no es una dimisión y no da derecho a la emérita.

Artículo 2.4 En caso de muerte de un Obispo o de un Arzobispo, la sede que era ocupada se declara vacante tan pronto como la inhumación sea ordenada por el Primado, o por la Curia si el difunto es también Cardenal.

Artículo 2.5 Aquellos Obispos In Partibus que residan en los territorios hispánicos podrán pertenecer a la asamblea como miembros cooptados, con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.6 Aquellos Cardenales Eméritos que hayan sido electores por la Iglesia Hispánica, podrán pertenecer a ésta como miembros cooptados con voz y voto. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

Artículo 2.7 La Asamblea Episcopal Hispánica puede nombrar como miembros cooptados con derecho a voz pero sin voto a aquellos sacerdotes destacados en su labor al servicio de la Fe. Dicha decisión debe ser ratificada por el voto de 2/3 de los miembros de la Asamblea. Estos clérigos no pueden pertenecer a ninguna otra Asamblea Episcopal.

III. Funcionamiento

Artículo 3.1 Las decisiones se toman tras debate entre los miembros de la AEH.

Artículo 3.2 Todos los miembros de la AEH pueden participar en los debates, llevar a cabo una consulta y votar, salvo lo dispuesto en el artículo 2.7.

Artículo 3.3 El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días. Debe de abrirse además, el voto, durante un período de otros tres días.

Artículo 3.4 El voto puede abrirse inmediatamente y el plazo de voto acortado a dos días de acuerdo con el Primado, por su decisión o en los casos previstos en los procedimientos de urgencia.

Artículo 3.5 El voto deberá siempre implicar una posibilidad de votar en blanco así como una posibilidad de votar en contra.

Artículo 3.6 La decisión se toma por mayoría simple de los votos expresados, salvo los casos expuestos en los artículos 2.5 y 2.6. Los votos en blanco no cuentan.

Artículo 3.7 Los casos siguientes autorizan el procedimiento de urgencia:

    3.7.1 Ausencia* no declarada del Primado y sus Vice-Primados durante dos semanas.

    3.7.2 Conflicto armado que impliquen parroquias hispánicas.

    3.7.3 Revocación de un miembro de la AEH bajo demanda de la Inquisición.

    *por ausencia se entiende la no participación en los debates de la AEH o el retiro espiritual.

IV. La Primacía

Artículo 4.1 El Primado es el jefe de la Iglesia Hispánica, por tanto, dirige la AEH y dispone del voto de calidad.

Artículo 4.2 El Primado es elegido por los miembros de la AEH según el escrutinio normal. Tiene un mandato de cuatro meses.

Artículo 4.3 Todo candidato a la primacía deberá proporcionar un Currículum Vitae completo y un programa. Deberá también ser miembro de derecho desde hace más de tres meses.

Artículo 4.4 El Primado debe nombrar de uno a tres Vice-Primados mencionando su orden de prioridad. Puede elegirlos y revocarlos como le parezca. Forman el equipo del Primado.

Artículo 4.5 En caso de ausencia, el Primado es suplido por un Vice-Primado según el orden de prioridad. El Vice-primado obtiene entonces todos los poderes atribuidos a la Primacía hasta a la vuelta de éste. Si tras un plazo de tiempo de 31 días, el Primado sigue impedido para retomar sus funciones, la Asamblea Episcopal decidirá mediante una votación, si el Vice-Primado continúa asumiendo este cargo hasta el final del período correspondiente, o si se celebran nuevas elecciones a la Primacía. La decisión deberá aprobarse por mayoría simple de los votos emitidos.

Artículo 4.6 Los miembros del equipo del Primado velarán por anunciar sus ausencias con el fin de permitir el buen funcionamiento de la AEH.

Artículo 4.7 El Primado dispone de un mandato tácito y permanente que le confiere todos los poderes a disposición de la AEH. Puede tomar decretos de manera unilateral. Estos decretos pueden a su vez ser cancelados por la AEH, el procedimiento de anulación tiene un efecto suspensivo.

Artículo 4.8 El Primado puede ser destituido por una moción de censura. Esta moción se aplica obligatoriamente a todo el equipo del Primado. Se desarrolla según el escrutinio normal.

V. Poderes particulares

Artículo 5.1 La AEH nombra a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.1.1 El Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en el foro de la Iglesia Hispánica. Es responsabilidad de los clérigos reflejar esa información en su región, en su orden o ante las personas que consideren dignos de la carga.

Artículo 5.1.2 Solamente un cura o un prelado que ejerce durante al menos dos meses puede postularse al cargo de obispo o de arzobispo sufragáneo. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.3 Solamente un cura que ejerce durante al menos cinco meses o un prelado que ejerce durante al menos tres meses puede postular a cargo del arzobispo metropolitano. Además todo candidato debe ser titular de una licencia en teología obtenida en un seminario primario reconocido por la Prefectura de la Enseñanza Aristotélica. Este requisito es obligatorio siempre y cuando exista un seminario primario que imparta las lecciones en una lengua dominada por el sacerdote.

Artículo 5.1.4 Los candidatos deben presentarse ante el Primado con un CV, un título de licencia en teología así como una carta de motivación. El Primado puede descartar candidaturas excéntricas o inadecuadas pero debe indicarlo a la AEH.

Artículo 5.1.5 El Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones. El voto debe ser precedido siempre de un período de debate de un mínimo de tres días, seguido de un lapso de dos días para emitir el voto.

Artículo 5.1.6 Cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra.

Artículo 5.1.7 Si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado, salvo si el voto en contra lo superase. En ese caso, se hace un nuevo llamamiento a candidatura.


Articulo 5.2. La AEH revoca a los obispos y arzobispos.

Artículo 5.2.1 Sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

Artículo 5.2.2 los hechos siguientes son motivos de revocación:

    5.2.2.1 Ausencia de más de un mes sin justificación o anuncio previo.

    5.2.2.2 Incumplimiento a la Fe si así es juzgado como tal por el tribunal interno de la Inquisición.

    5.2.2.3 Injerencia en los asuntos de otra diócesis a pesar de las advertencias de sus superiores.

    5.2.2.4 Indisciplina y obstinación en ésta, (la AEH puede ser juez de este punto).

    5.2.2.5 Fracaso en su carga sobre dictamen del Primado previa investigación de éste, que debe presentarse a la AEH.

Artículo 5.3. La AEH se pronuncia sobre las dimisiones de los obispos y arzobispos

Artículo 5.3.1 Sólo se libera a un obispo o arzobispo de sus funciones a raíz de una revocación o una dimisión. Todo obispo o arzobispo que presenta su dimisión la verá efectiva Res Parendo dentro de las 48 horas.

Artículo 5.4 La AEH propone a la Curia a los obispos In Partibus que residen en la zona situada bajo la autoridad de la asamblea episcopal hispánica.

Artículo 5.4.1 La elección de sugerir a un obispo In Partibus u otro se hace sobre propuesta de un miembro de derecho de la AEH.

Artículo 5.4.2 La elección se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal.

VI. Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica.

Artículo 6. El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica es una órgano consultivo que responde directamente ante la Asamblea Episcopal Hispánica, bajo cuya autoridad se encuentra.

Artículo 6.1 El Consejo Religioso de la Iglesia Hispánica está formado por miembros de derecho y miembros cooptados.

Artículo 6.2 Son miembros de derecho:

    6.2.1. Los componentes de la AEH.

    6.2.2. Los Rectores de Órdenes Religiosas Romanas, reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe, que residan en la zona bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

    6.2.3. Los Grandes Maestres de Órdenes Militares Religiosas, reconocidas por la Congregación de los Santos Ejércitos que tenga su sede y desempeñen sus funciones en zonas bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

    6.2.4. Los Abades de monasterios, que se encuentren en los territorios Hispánicos, pertenecientes a Órdenes Religiosas reconocidas por la Congregación para la Difusión de la Fe.

Artículo 6.3 Los miembros cooptados son elegidos por la AEH sobre la base de sus calidades morales, intelectuales y religiosas.

Artículo 6.4 Los miembros del Consejo Religioso dejan de serlo tras ser revocados por la AEH o tras presentar su dimisión.



La Asamblea Episcopal Hispánica da vigencia a este documento a través de su timbre, con el que lo hemos sellado en el día de hoy, décimo séptimo día del duodécimo mes del Año de Gracia de Nuestro Señor de MCDLXII.

Que Christos nos ayude, Aristóteles nos guíe y Dios nos proteja.




_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé
Nicolino
Cardinal
Cardinal


Inscrit le: 09 Nov 2008
Messages: 5360
Localisation: Ducado de Gandía, Reino de Valencia

MessagePosté le: Jeu Fév 19, 2015 8:32 pm    Sujet du message: Répondre en citant

Citation:


    ESTATUTOS DE LA ASAMBLEA EPISCOPAL HISPÁNICA

    Capítulo I: De su Naturaleza

    Artículo 1.- Dado el Libro 2 del Derecho Canónico de la Santa Iglesia Aristotélica, se constituye una Asamblea Episcopal permanente, cuya tarea será gobernar, conforme a las grandes orientaciones definidas por la venerable Curia Romana, las provincias eclesiásticas en territorio hispánico.

    Art. 2.- La Asamblea Episcopal Hispánica se somete al magisterio espiritual ejercido por Su Santidad el Papa Inocencio VIII sobre todas las almas del mundo conocido. Igualmente, la Asamblea Episcopal reconoce la justa y santa autoridad dogmática del Sagrado Colegio Cardenalicio.

    Art. 3.- La Asamblea Episcopal es una institución colegiada, guiada por las disposiciones generales del Derecho Canónico pero tiene la posibilidad, con el acuerdo escrito de la Curia, de crear enmiendas al susodicho, válidas en todo el territorio hispánico.

    Art. 4.- Los Estatutos de dicha Asamblea, según el Derecho Canónico, pueden ser propuestos en el seno de la misma, pero su aprobación se remite al Sagrado Colegio Cardenalicio.

    Capítulo II: Funciones

    Art. 1.- La Asamblea Episcopal Hispánica, a la que nos referiremos a partir de ahora como AEH, se ocupa de todos los asuntos religiosos del Territorio Hispánico, debiendo velar por la observancia del Dogma y la expansión de la Fe Aristotélica, trabajando junto a las Congregaciones, el Consistorio y la Curia, de acuerdo a la división de funciones establecida.

    Art. 2.- La AEH marca el rumbo y es Faro de Luz para todos los Obispos de los Reinos Hispánicos, de acuerdo al Dogma, el Derecho Canónico y las decisiones tomadas por la Curia. Es gobierno y autoridad por sobre las diócesis, emanando de ella todas las decisiones que afecten al común de las diócesis hispánicas.

    Art. 3.- La AEH nombra y revoca a los Obispos y Arzobispos Hispánicos, elige un Primado que la preside, propone a la Curia Obispos In Partibus, se pronuncia sobre dimisiones, en los Reinos Hispánicos, comunica decisiones y aconseja a los Prelados.

    Art. 4.- La AEH, asimismo, cumplirá cualquier otra función que el Derecho Canónico o los Estatutos de cualquier Institución u Orden reconocida por Roma le asignen, así como aquellas funciones que le sean inherentes, o aquellas que no correspondan a los Obispos ni Arzobispos, ni estén asignadas a otra institución, pero tengan lugar en los Reinos Hispánicos.

    Capítulo III: Conformación

    Art. 1.- Tienen asiento en la AEH miembros de derecho, y miembros honorarios.

    Art. 2.- Los miembros de derecho, tienen voz y voto en la Asamblea, los miembros honorarios, tienen voz, pero no voto.

    Art. 3.- Son miembros de Derecho:

      1.- Los Arzobispos y Obispos de los territorios hispánicos, es decir, aquellos que ejerzan su autoridad sobre parroquias que estén en territorios Hispánicos.

      2.- Los Rectores de las Órdenes Religiosas Romanas reconocidas por la Congregación de la Difusión de la Fe.

      3.- Todos aquellos miembros que así señale el Derecho Canónico.

    Art. 4.- Son miembros honoríficos:

      1.- Los Cardenales residentes en territorio bajo autoridad de la AEH.

      2.-
      Los Obispos Eméritos hispánicos.

      3.- Los Obispos In Partibus hispánicos.


    Capítulo IV: De los Cargos y Dignidades

    Art. 1.- Será imprescindible la dignidad del Primado, quién preside la AEH, y es un Primus Inter Pares. Cuenta, asimismo, con voto de calidad.

    Art. 2.- El mandato del Primado tiene una duración de 4 meses. Es electo por votación, según mayoría simple, entre los miembros de derecho de la AEH. Puede ser revocado con la misma mayoría, y por mayoría pueden revocarse las decisiones tomadas en uso del voto de calidad, o los plazos establecidos.

    Art. 3.- El Primado tiene mandato tácito y se encuentra investido con todos los poderes de la AEH, los cuales puede ejercer de forma acumulativa. Puede ordenar decretos unilateralmente. Estos pueden ser cancelados de forma suspensiva por la AEH.

    Art. 4.- El Primado podrá nombrar un único Vice-Primado que le reemplace en caso de ausencia. Dicha ausencia se considerará tal en caso de incomparecencia a debates por más de una semana, muerte o desaparición comprobada, dimisión o cualquier otra causa inhabilitante hasta la elección de un nuevo Primado, la cual el Vice-Primado deberá instrumentar. Hasta entonces, el Vice-Primado tendrá los poderes de Primado.

    Capítulo V: Deliberaciones y Funcionamiento

    Art. 1.- Las decisiones son adoptadas tras debate y votación en el seno de la Asamblea Hispánica. Si hay consenso tras el debate, no se requiere votación. Para aprobar cualquier moción, basta con la mayoría simple.

    Art. 2.- Todos los miembros de la AEH pueden iniciar un debate, y poner en discusión cualquier cuestión que consideren necesaria, pero sólo los miembros de derecho podrán votar.

    Art. 3.- Los plazos de debate y votación, serán de 5 días para debatir y 3 días para votar. El Primado en persona dará inicio oficial a dichos plazos de forma expresa, y ordenará el debate. Si lo considera conveniente, el debate puede extenderse.

    Art. 4.- Puede votarse a favor, en contra, u abstenerse. En caso de abstención, esta no se tendrá en consideración en el recuento de las mayorías, sino solo los votos a favor y en contra.

    Art. 5.- Se considerará situación de emergencia, aquella en que:

      1.- Se halla desatado una guerra que afecte a los Reinos Hispánicos.

      2.- Acefalía de la Asamblea, por desaparición, muerte o desconocimiento del paradero del Primado y Vice-Primado en 5 días.

      3.- Expansión de la herejía, o ataque al clero aristotélico


    Capítulo VI: Nombramiento y Revocación de Obispos y Arzobispos

    Art. 1.- Es potestad de la AEH nombrar y revocar Obispos y Arzobispos, tal como se consagra entre sus funciones.

    Art. 2.- Se considerará vacante una sede no ocupada de forma efectiva, al instante de su creación, o desde el momento de la dimisión, revocación o muerte del titular. La muerte y dimisión tienen efectos inmediatos, como la revocación una vez terminado el plazo de votación.

    Art. 3.- El Primado anuncia las diócesis vacantes a la AEH y en los salones de la Iglesia Hispánica. El plazo de postulaciones será abierto por el Primado, y será de 5 días, que se extenderán si el Primado así lo juzga conveniente.

    Art. 4.-
    Los requisitos para ser Obispo u Arzobispo, son los consignados en el Derecho Canónico: encontrarse ordenado y ser teólogo In Gratibus de la Iglesia Aristotélica. Cualquier persona que cumpla dichos requisitos, podrá postular para cubrir una vacante, en los plazos que el primado prescriba.

    Art. 5.- Los candidados han de postularse ante la Asamblea con una Carta, proclamando sus objetivos, sus experiencias, sus visiones doctrinales, y todo aquello que consideren los haga aptos y dignos de ser sucesores de los Apóstoles. La Asamblea podrá descartar candidaturas indignas o inadecuadas, y valorará la sabiduría, virtud, inteligencia y experiencia de los candidatos, a la hora de emitir su juicio.

    Art. 6.- El Primado recoge las candidaturas y abre el voto lo más rápidamente posible para que la elección se desarrolle en buenas condiciones. El debate será de 3 días, y la votación de 2 días. Ambos plazos podrán extenderse si el Primado así lo juzga conveniente.

    Art. 7.- Cuando un único candidato se presenta, se vota a favor o contra. En caso de ganar la opción en contra, la diócesis quedará vacante, y dicha decisión ha de ser justificada por los votantes, en caso contrario, se efectuará el nombramiento.

    Art. 8.- Si varios candidatos se presentan, el que obtiene más votos es seleccionado.

    Art. 9.- La revocación de un obispo o de un arzobispo se hace por consulta de la AEH según el escrutinio normal. La indisciplina, la ausencia, el incumplimiento de sus deberes, la herejía o cualquier delito juzgado por la Inquisición, la indisciplina, o el fracaso en sus misiones encomendadas, son causas de revocación que podrán ser invocadas en la revocación, pero no son las únicas.

    Capítulo VII: El Concilio Permanente Hispánico

    Art. 1.- El Concilio Permanente Hispánico de la Iglesia Hispánica es una órgano consultivo que responde directamente ante la Asamblea Episcopal Hispánica, bajo cuya autoridad se encuentra, y dónde los fieles distinguidos, gobernadores aristotélicos y clérigos pueden plantear sus dudas y propuestas a la Asamblea, con el fin de mantener una fluida comunicación de forma permanente.

    Art. 2.- El Concilio está conformado por miembros con derecho a voz, pero sin necesidad de votación, dado el carácter consultivo del órgano.

    Art. 3.- Serán miembros del mismo:

      1.- Todos los clérigos, ordenados o no, seculares o regulares, Abades y Altos Dignatarios de las Órdenes militares, bajo autoridad de la Asamblea Episcopal Hispánica.

      2.- Los gobernantes seculares, Reyes y Gobernadores, que profesen la religión aristotélica, o aquellos que deseen o sean invitados al diálogo.

    Art. 4.- Los miembros del Concilio deberán mantener el debate ordenado y respetuoso, basado en el conocimiento y la razón, buscando el consenso y en entendimiento. En caso de que se causaran reiterados altercados, cualquier miembro podrá ser cesado por la AEH.

    Aprobado por el Sacro Colegio Cardenalicio, tras consenso.

    Roma, XIX Febrarius Anni, Anno Horatii MCDLXIII.


_________________

A schism? Just try it. I will strip you of all you have...
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé Envoyer un e-mail
Montrer les messages depuis:   
Poster un nouveau sujet   Répondre au sujet    L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum -> La Iglesia Hispanica - L'Église des Royaumes Hispaniques - Church of the Hispanic Kingdoms Toutes les heures sont au format GMT + 2 Heures
Page 1 sur 1

 
Sauter vers:  
Vous ne pouvez pas poster de nouveaux sujets dans ce forum
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Vous ne pouvez pas éditer vos messages dans ce forum
Vous ne pouvez pas supprimer vos messages dans ce forum
Vous ne pouvez pas voter dans les sondages de ce forum


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Traduction par : phpBB-fr.com