L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church
Forum RP de l'Eglise Aristotelicienne du jeu en ligne RR
Forum RP for the Aristotelic Church of the RK online game
 
Lien fonctionnel : Le DogmeLien fonctionnel : Le Droit Canon
 FAQFAQ   RechercherRechercher   Liste des MembresListe des Membres   Groupes d'utilisateursGroupes d'utilisateurs   S'enregistrerS'enregistrer 
 ProfilProfil   Se connecter pour vérifier ses messages privésSe connecter pour vérifier ses messages privés   ConnexionConnexion 

Hagiografía del Beato Gauvin de Berry

 
Poster un nouveau sujet   Répondre au sujet    L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum -> La Iglesia Hispanica - L'Église des Royaumes Hispaniques - Church of the Hispanic Kingdoms -> Biblioteca Hispánica
Voir le sujet précédent :: Voir le sujet suivant  
Auteur Message
Ignius



Inscrit le: 17 Nov 2010
Messages: 3431
Localisation: Catalunya

MessagePosté le: Mar Jan 28, 2014 4:31 pm    Sujet du message: Hagiografía del Beato Gauvin de Berry Répondre en citant

Citation:



Hagiografía del Beato Gauvin de Berry, conocido como "El Maestro"

Maestro de Capilla, benefactor de la Iglesia de Bourges, el castrado de Berry.


Y de repente se hizo la luz


Durante el año 1333, Juan II el Bueno, Rey de Francia, tuvo un hijo bastardo durante una de sus campañas militares. Su nombre era Gauvin. Nunca conocería a su padre pues él nunca lo reconoció. Su madre, una mala de hecho, vivía en la lujuria y en los juegos por el poder de los reyes que solo querían más y más. Dejó la educación de su hijo a las enfermeras y tutoras quienes lo amamantaron. Entre comidas, hasta la edad de siete, leyó las sagradas escrituras. Incluso si no era capaz de entender lo que leía, de manera inconsciente, volcó su alma al Todopoderoso, para nunca dejar la Fe.

Pasó su juventud entre pechos adinerados, sirvientas y mujeres que buscaban los placeres carnales y la lujuria. Gauvin era un muchacho que amaba a las mujeres. Ya a una edad temprana, él se comportó como un canalla con los siervos de la casa donde vivía. Al entrar en la adolescencia, rodeado de tantas mujeres y asombrado por su belleza y clase natural, Gauvin se convirtió en un mujeriego empedernido. El joven contenía a duras penas sus impulsos crecientes. Su tutor tenía que pegarle si él en vez de aprender, quería correr tras las jóvenes entre clase y clase. No era raro descubrirlo desnudo en el umbral de los pasillos, en pleno hecho con una moza más avergonzada que él. Su falta de moderación y la manera poco elegante para disfrutar de los placeres de la carne con las mujeres de su entorno eran de conocimiento público y Gauvin fue la vergüenza de su madre. Era reconocida por su mala reputación y gracias a su posición en la corte del rey impuso una norma: Gauvin, conocido como "la bestia", tiene que estar lejos de las mujeres. Así fue como Gauvin fue enviado a un monasterio.


De la luz proviene la armonía



El joven Gauvin, de apenas dieciséis años de edad, se encontraba encerrado en una pequeña celda fría y húmeda, sin poder satisfacer sus deseos carnales puesto que el lugar era frecuentado sólo por hombres. Las primeras semanas fueron las más difíciles de su vida y su inclinación por el placer lo llevó a descubrir cosas nuevas con los monjes jóvenes. El rector de la orden monástica decidió tomar cartas en el asunto por lo que llego a la conclusión de que Gauvin estaba poseído por la Bestia Sin Nombre. Se decidió privar al jóven del instrumento de su vicio. El bastardo se presentó con los médicos de la orden y Gauvin fue castrado. Lloró durante noches y finalmente pudo conciliar el sueño en las Escrituras. Tocado en lo más profundo de su alma por el discurso aristotélico, sintió la Fe a través de textos brillantemente ilustrados. Las magníficas iluminaciones le dieron un atractivo considerable para el arte que no le abandonó hasta su último aliento.

Hasta este punto en el tiempo, su vida había sido casi piadosa, asistió a todas los oficios y escuchó las palarbas sabias enseñadas por los monjes. Se enteró de la vita y del logos de Christos. Pasó casi cinco largos años en prisión, pero para él era como estar en libertad. Salió del monasterio trascendido y transformado. Los que habían experimentado al Gauvin lascivo no creían lo que veían. Volvió a Bourges con un noviciado en el bolsillo y se ofreció a ayudar al Cura de la parroquia de Bourges, hombre alcohólico con varios años encima, que apenas se tenía en pie y que daba una imagen desastrosa de la Iglesia a los creyentes. El sacerdote, encantado de delegar su trabajo a un hombre joven, decide nombrar a Gauvin diácono. El superior de Gauvin, llamado Padre Frigoulet, le permitió administrar la parroquia pues el Cura estaba demasiado ocupado bebiendo. Cuanto más le conocía, Gauvin más entendido que Frigoulet era la clase de persona religiosa que denigraba con la imagen a la Iglesia. Fue una gran oportunidad para los heterodoxos de escupir en la cara a la Iglesia Romana. Después de cinco largos años dedicados a la ciudad, decidió revelar todos los detalles al obispo de Bourges. El obispo, viendo la inexplicable conducta de Frigoulet, lo removió de su cargo.

Gauvin tenía 26 años cuando entró al servicio del palacio ducal. Su pasado había quedado lejos de su mente. A él le hubiese gustado borrar todas las fiestas y las noches salvajes. Gauvin se destacó por su excepcional voz gracias al Duque de Berry quien notó su talento. Le preguntó si quería unírsele para cantar durante sus grandes recepciones. Pronto se le dio a Gauvin el apodo de "el castrado". Sus magníficas canciones fueron la alegría de los prestigiosos invitados. Se inspiró en viejos himnos y su voz trajo un fervor sorprendente. Así, después de un año de actuaciones aclamadas y homilías semanales, tomó una decisión. Gauvin eligió una carrera religiosa para la grandeza del Todopoderoso. Dejo de buscar que hacer con su vida para dedicarla al sacerdocio. Al día siguiente fue a ver al obispo de Bourges, el cual aceptó su ordenación.

De la armonía a la iluminación


Gauvin se convirtió en el Padre Gauvin, el más joven en estar en la parroquia de Bourges. Su trabajo fue impresionante. No sólo tenía talento como clérigo, sino que además, él era sacerdote con una clase y elegancia sin igual. Él era el hijo de un rey, pero nunca fue reconocido. Nunca recibió el amor de un padre o una madre, por lo que ha dado su amor a todo el mundo. Sus masas hicieron eco a través de la capital de Berry gracias a su extraordinaria voz. Aristócratas ricos y poderosos vinieron a verlo. Su fama cruzó las fronteras de Berry y de todas partes llegaron aquellos que escuchaban a las masas. La iglesia de Bourges nunca habia estado tan llena. En los días festivos, los fieles esperaban en la plaza para escuchar la misa. Gauvin fue un ícono religioso, él era un hombre de carácter. Lideró la iglesia de Bourges hacia un camino lleno de grandeza. El obispo reconoció su talento y lo invitó a oficiar con él para consagrar los duques y casar a los poderosos de Berry. Gauvin era un fenómeno real, sus gestiones ante la corte de Berry le trajeron mucho dinero, los nobles le pagaron para que vaya a cantar en sus fortalezas, así Gauvin amasó una pequeña fortuna.

Cuando tenía treinta y tantos años, todavía atraído por el arte religioso, decidió pintar grandes murales para decorar e iluminar la iglesia de Bourges. No le gustaba poseer dinero, no sabía como gastarlo, así que él donó su fortuna, la de su tierra y la de la diócesis de Bourges para ayudar a las personas de Berry. Se propuso reparar la antigua catedral. La obra era faraónica y el frente de la catedral se convirtió en algo tan magnífico como la grandezas de Dios. Gauvin fue reconocido como un gran hombre virtuoso y un gran trabajador. Gracias a esto, Gauvin quedó fascinado por el arte de la iluminación y ordenó mas trabajos a las órdenes monásticas. El palacio ducal de Berry y muchos castillos fueron decoradas por él y se encargó de la renovación de edificios que necesitaban una restauración. A la edad de 45 años, Gauvin fue sin duda alguna uno de los hombres más conocidos en Berry, incluso en el dominio real. Fue invitado a cantar en la corte real y cantó a su medio hermano, Carlos, el hijo legítimo de Jean le Bon. Gauvin nunca supo quién era su padre y su relación con él era sin relación con su madre

Gauvin bautizó, confesó, casó y ofició sin tomar descanso. Fue uno de los clérigos más activos del reino y se le pidió desde muy lejos para poder oír su única voz. El obispo y el arzobispo tuvieron que rechazar solicitudes para que él no celebara dos ceremonias en un día. La reputación de Gauvin tuvo eco en Roma y por ende el Papa también supo de él. Fue invitado a cantar en la ceremonia de la estrella de Aristóteles, frente a las más altas autoridades de la Iglesia, los cardenales, arzobispos y líderes de los reinos de Francia, Italia y muchos más. Gauvin tenía el privilegio de hablar a solas con el Papa el cual notó la suavidad del castrado y estaba agradecido por lo que había hecho. Su Santidad le ofreció el título de Maestro de Capilla, lo que le dio el derecho de enseñar y formar cantantes religiosos. Gauvin volvió a Bourges y luego abrió la Schola Cantorum.

De la iluminación al canto gregoriano


Gauvin tenía cincuenta años. Él dejó el cargo de sacerdote en Bourges porque estaba demasiado ocupado con la dirección del coro de la escuela. Fue el iniciador del estilo politónico, que contrastaba fuertemente con los cánticos habituales basadas en el uso de una sola nota. Se convirtió en un gran compositor. Él hizo un montón de decoraciones a las oraciones e himnos las cuales tuvieron grandes efectos. Los estudiantes vinieron de todas partes del reino para aprender a entonar y cantar. Al Maestro le encantaba enseñar a sus alumnos. Él siempre dijo a sus fervientes estudiantes religiosos:


Citation:
“Cantar es orar dos veces"



Gauvin enseñó canto llano con maestría. Él se encargó de componer muchas partituras de música sacra. Creó el primer credo cantado. Esta oración era una del tipo de cosas que él componía.


Citation:
Desde el camino que traza el viaje,
Enfoco al sol brillante como mi destino,
Siento el calor del amor de Dios,
Mi alma y mi corazón por la fe se ciñen
Oh Dios, recíbeme en tu jardín.




El resto de su vida estuvo dedicada al arte y a la música sacra. Combinando el trabajo de iluminadores reconocidos con su talento para la composición, donó su trabajo a las iglesias de Berry. Él diseñó un fresco enorme para decorar una de las capillas de la catedral de Bourges. Era una petición del arzobispo y representaba una oración cantada a Christos. Sus trabajos musicales fueron incluidos en numerosas parroquias de las provincias eclesiásticas, desde Limousin hasta Rouergue pasando por Bourbonnais. Gauvin fue llamado "el maestro", que es como se le conoce hoy en día. A los que le preguntaron por qué se había dedica a la música, él replicó:


Citation:
"Si Dios nos ha dado una voz, no es ciertamente para ladrar como perros pastores. El pastor reúne a su rebaño con su voz, y el sacerdote canta por la salvación de vuestras almas."



Gauvin murió en marzo del año 1403 a la edad de 70 años. Su agitada vida le dejó sin remordimientos. Lo que no le impidió desde su lecho de muerte, por la enfermedad y la aflicción, escribir obras musicales. Muchas personas vinieron a rendirle un último homenaje mientras descansaba en su última morada. Nobles de Berry y gente poderosa dentro de la Iglesia de Francia vinieron a verle. Su Santidad era demasiado viejo para visitarlo, pero le envió una botella de tinta tallada con piedras preciosas y una pluma de oro, como recompensa por su trabajo. Durante su último aliento, cuando dejó el mundo de los vivos, algunos de los presentes pudieron escuchar una perfecta C.


Patrocinio: cantantes, iluminadores, personas de Berry.

Reliquias: Su cuerpo descansa en la cripta de la catedral de Bourges. El frasco de tinta y la pluma de oro ofrecida por el Papa se conservan en la biblioteca de la catedral de Bourges. La primera partición intacta y el canto del Credo se mantienen en un escaparate de la ábside de San Tito en la catedral de Bourges.

Traducido por Chapita

_________________
Revenir en haut de page
Voir le profil de l'utilisateur Envoyer un message privé Envoyer un e-mail
Montrer les messages depuis:   
Poster un nouveau sujet   Répondre au sujet    L'Eglise Aristotelicienne Romaine The Roman and Aristotelic Church Index du Forum -> La Iglesia Hispanica - L'Église des Royaumes Hispaniques - Church of the Hispanic Kingdoms -> Biblioteca Hispánica Toutes les heures sont au format GMT + 2 Heures
Page 1 sur 1

 
Sauter vers:  
Vous ne pouvez pas poster de nouveaux sujets dans ce forum
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Vous ne pouvez pas éditer vos messages dans ce forum
Vous ne pouvez pas supprimer vos messages dans ce forum
Vous ne pouvez pas voter dans les sondages de ce forum


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Traduction par : phpBB-fr.com